martes 23 de abril de 2024
spot_img

Donde la democracia corre mayor riesgo

Cuatro lecciones del nuevo ranking de democracias de EIU.

Traducción Alejandro Garvie

En teoría este año debería ser un año triunfal para la democracia. Se espera que en 2024 voten más personas que nunca en las elecciones nacionales. Pero muchas elecciones serán problemáticas. El índice de democracia de este año publicado por EIU, nuestra empresa hermana, muestra que se espera que sólo 43 de las más de 70 elecciones sean completamente libres y justas.

Cada año, EIU clasifica a 167 países y territorios en una escala de diez según la solidez de sus prácticas democráticas, incluida la imparcialidad con la que llevan a cabo las elecciones y la protección de las libertades civiles. Luego los agrupa en cuatro categorías: democracias plenas, democracias defectuosas, regímenes híbridos y regímenes autoritarios. El último informe, publicado el 15 de febrero, muestra que menos del 8 por ciento de la población mundial vive en democracias plenas y que el 39,4 por ciento está bajo gobiernos autoritarios, frente al 36,9 por ciento en 2022. A continuación, se presentan cuatro lecciones del informe, incluido lo que el índice revela sobre las próximas elecciones.

Comenzamos con datos a nivel de país. Noruega sigue siendo el país más democrático, posición que ocupa desde hace 14 años. (Los cinco países nórdicos se encuentran entre los diez primeros). Afganistán está al final por tercer año consecutivo. Como era de esperar, los talibanes obtienen una puntuación cercana a cero en la mayoría de las medidas de salud democrática de EIU.

Ningún país mejoró en más de medio punto. Pero EIU promovió a Grecia, país del año 2023 según The Economist, a su categoría de democracia plena después de exitosas elecciones parlamentarias, regionales y de partidos políticos el año pasado. Los que más cayeron fueron Gabón y Níger, que experimentaron golpes de estado en 2023.

En forma regional, Europa occidental sigue siendo el lugar más democrático de la Tierra: el 71 por ciento de los países de Europa occidental incluidos en el índice son democracias plenas. Sólo Turquía es un régimen híbrido. (EIU lo cuenta como parte de Europa occidental porque pertenece al Grupo de Estados de Europa Occidental y Otros Estados de la ONU).

Las puntuaciones de todas las demás regiones disminuyeron. El puntaje promedio de África subsahariana cayó a su nivel más bajo desde que comenzó el índice en 2006. América Latina fue la que más cayó y registró su octava caída consecutiva. El Salvador, donde Nayib Bukele se postuló para la reelección como presidente desafiando la constitución (y ganó fácilmente a principios de este mes), tuvo el peor desempeño en la región.

En el plano global, la puntuación media de 5,23 para 2023 es la más baja desde que comenzó el índice. El declive comenzó en 2016 y empeoró con la restricción de las libertades civiles durante la pandemia.

En 2023, la guerra y los conflictos socavaron aún más la democracia global. La guerra en Ucrania está debilitando sus ya frágiles instituciones democráticas (aunque sigue siendo mucho más democrática que Rusia, el país que la invadió en 2022). La conquista por parte de Azerbaiyán de Nagorno-Karabaj, un enclave separatista étnico-armenio, en septiembre perjudicó tanto su propio resultado como el de Armenia. La guerra civil en Sudán y la guerra de Israel contra Hamás amenazan la seguridad y la democracia en la región.

¿Qué significa todo esto para las elecciones de este año? En los países más democráticos, como Islandia y Gran Bretaña, los votantes podrán elegir a sus próximos gobiernos. En Rusia, uno de los países menos democráticos que celebra elecciones este año, la única pregunta es si los resultados serán tan visiblemente fraudulentos como lo fueron en 2021. En países clasificados como democracias defectuosas, como India y Estados Unidos, todavía se espera que las elecciones ser libres y justos, aunque según otros criterios del índice, como la cultura política y la gobernanza, estos lugares todavía tienen debilidades.

Más de la mitad de la población mundial vive en países que celebran elecciones este año. Pero el índice de EIU muestra que en la democracia la calidad supera a la cantidad.

Link https://www.economist.com/graphic-detail/2024/02/14/four-lessons-from-the-2023-democracy-index

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico

Luis Quevedo

Raíces de la crisis: el verdadero significado de la “batalla cultural”