domingo 3 de marzo de 2024
spot_img

Diputados y Senadores de la UCR acompañan el pedido De Loredo sobre el ´Mega DNU’

Luego del reclamo del jefe de la bancada radical en la Cámara baja, Rodrigo de Loredo, para que el gobierno envíe al Congreso por separado los proyectos contenido en las reformas incluidas en el ‘Mega DNU’, varios de sus correligionarios en el Parlamento se pronunciaron en el mismo sentido por lo que la UCR exhibió sintonía para evitar que las propuestas del Ejecutivo se traben ante una eventual judicialización.

Al conocerse el reclamo del jefe de la bancada radical en la Cámara baja, Rodrigo de Loredo, para que el gobierno envíe al Congreso, por separado, los proyectos de ley en torno a las reformas que propicia el Presidente, Javier Milei, contenidas en el ‘Mega DNU’, varios de sus correligionarios en el Parlamento se pronunciaron en el mismo sentido por lo que la UCR exhibió sintonía para evitar una judicialización del decreto que defiende el Poder Ejecutivo.

“Si el Gobierno no evalúa enviar las leyes correspondientes al Congreso, que es el camino adecuado, pueden ayudar las aprobaciones parciales sobre gran parte de las propuestas, o bien que el Gobierno esté dispuesto a remitir las reformas de forma segmentadas en varios DNU para su tratamiento”, expresó De Loredo al plantear una propuesta alternativa frente al DNU que debe ser tratado en la Comisión Bicameral del Parlamento como paso previo al tratamiento en el pleno de ambas cámaras legislativas.

El acompañamiento a los dichos de De Loredo, quedó reflejado en el posteo que hizo desde su cuenta de twitter la Vicepresidenta primera del bloque radical en la Cámara baja, Karina Banfi, quien sostuvo: “Cuando un gobierno firma un DNU el desafío que se le presenta al Congreso nacional es ‘todo o nada’ y lo que debemos evaluar de ese todo es qué cosas nosotros vamos a acompañar con convicción y qué cosas nosotros podríamos mejorar”, tras lo cual expresó: “Como miembros del bloque radical creo que lo mejor que podemos darle a la sociedad es estudiar profundamente una serie de leyes que producen cambios para la Argentina” y completó: “En esta nueva legislación hay propuestas muy amplias y muy profundas. Hay que velar por la seguridad jurídica, la transparencia y, por sobre todas las cosas, cuidar a la sociedad argentina para que estas medidas no empeoren su situación”

Por su parte, el presidente de la UCR a nivel nacional y, a la vez, senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Martín Lousteau, en un hilo de tuits coincidió con el planteo de De Loredo y planteó que el Presidente Milei “debería reemplazar este inválido DNU por una ley espejo que se pueda votar por capítulos, y convocar a extraordinarias para darle tratamiento urgente. Así las reformas positivas, que tendrán consenso, podrán sancionarse y las que no lo sean, evitarse. Toda otra alternativa, ya sea no hacer ninguna reforma o hacer las que no deberíamos, es mala para el presente y el futuro de los argentinos”.

En tanto el senador nacional de la UCR por la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad, a través de su cuenta de X, sostuvo:  “La UCR es la única fuerza política que ha dicho con claridad y contundencia que está dispuesta a colaborar con el gobierno en el avance de transformaciones profundas, muchas de las cuales están contenidas en el DNU inicial” y añadió: “Pero al mismo tiempo, es la única fuerza política que ha propuesto por lo menos tres alternativas de procedimiento al DNU, para evitar que las reformas naufraguen en la Justicia o el Congreso por defectos de forma. Así actúa una oposición seria y responsable”, destacó y resumió: “Por ello, proponemos 3 alternativas: el envío de un proyecto de ley espejo que permite al Congreso ejercer su rol; un DNU por cada uno de los temas del DNU o que se modifique la ley de tratamiento de los DNU para permitir aprobaciones u rechazos parciales”.

El diputado nacional de la UCR, Manuel Aguirre tuiteó: “De acuerdo con el rumbo, pero para dar certidumbre y reglas de juegos claras a la inversión, el camino es ir Ley por Ley. No hay libertad ni desarrollo sin respeto a la Constitución. Los atajos y las trampas a las Instituciones, es lo que nos trajo los problemas que padecemos”, en tanto su colega de mancada, la mendocina, Pamela Verasay, fue lacónica al reflejar su posición. “Es por acá”, sentenció y reprodujo el posteó del jefe de la bancada radical, De Loredo, quien en un extenso tuit expresó: “Queremos que muchas de las iniciativas que se proponen en el DNU salgan y sean una realidad. Estamos para ayudar y cooperar con el nuevo Gobierno, estamos para que aquellas reformas que necesita el país se lleven adelante. Necesitamos modernizar la legislación del trabajo, promover la competencia para mejorar los precios para los consumidores, terminar con regulaciones excesivas para simplificar procesos y eliminar burocracia, terminar con las trabas, declarar la esencialidad en servicios como la Educación y la Salud, brindar facilidades para trabajadores independientes con pequeños emprendimientos, darle libertad a los trabajadores para elegir su obra social, incentivar una política de cielos abiertos, entre otras”

De Loredo también expresó en su posteo: “Para salir de la decadencia la Argentina necesita construirse sobre bases sólidas y garantizar seguridad jurídica en las decisiones, para que puedan cumplirse y perdurar en el tiempo. Debemos evitar que por excesos en la herramienta utilizada no se cuente con esa fortaleza jurídica que les de sustentabilidad, previsión y confianza. Tenemos que evitar una judicialización excesiva de los temas. Si el Gobierno no evalúa enviar las leyes correspondientes al Congreso, que es el camino adecuado, pueden ayudar las aprobaciones parciales sobre gran parte de las propuestas, o bien que el Gobierno esté dispuesto a remitir las reformas de forma segmentadas en varios DNU para su tratamiento. Junto a nuestros equipos técnicos estamos profundizando sobre cada tema en particular, para tener un diagnóstico preciso y una mejor legislación”.

Por su parte, el diputado nacional, Francisco Monti, posteó: “La Argentina estuvo durante décadas en un cautiverio producto de una gobernabilidad mafiosa y plagada de prebendas que costaron caro. Basta”, remarcó. En tanto, la diputada nacional, Mariela Coletta, hizo propias las expresiones del senador Lousteau, quien en su posteó, entre otras reflexiones, manifestó que “El Presidente debería reemplazar este inválido DNU por una ley espejo que se pueda votar por capítulos, y convocar a extraordinarias para darle tratamiento urgente. Así las reformas positivas, que tendrán consenso, podrán sancionarse y las que no lo sean, evitarse. Toda otra alternativa, ya sea no hacer ninguna reforma o hacer las que no deberíamos, es mala para el presente y el futuro de los argentinos”.

 

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Milei y un ¿nuevo? rumbo en política social

Martín D'Alessandro

La Argentina emocional

Alejandro Garvie

El futuro del comercio mundial