martes 23 de abril de 2024
spot_img

Diputados radicales presentan pedido de informes sobre las centrales nucleares

El diputado nacional por Mendoza Julio Cobos, junto a otros legisladores radicales, presentó un proyecto para que el Gobierno Nacional brinde información “precisa y detallada” sobre el freno de los trabajos realizados por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
Se trata de los reactores nucleares CAREM-25 y RA-10 que estarían paralizados y que, según Cobos, “son proyectos estratégicos y fundamentales para Argentina”.
El diputado mendocino y exvicepresidente, además, solicitó que el Ejecutivo informe si esa detención es permanente o si hay un plazo determinado para reanudar las tareas “dada la importancia estratégica” de las mismas.
Asimismo, exigen que se dé a conocer el presupuesto previsto para esas obras, actualizado al mes de marzo de este año.
“El CAREM es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en Argentina, a través del cual nuestro país reafirma su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares”, describió Cobos.
Por otra parte, destacó que “la construcción del reactor nuclear de investigación RA-10 está siendo desarrollada íntegramente en Argentina por la Comisión Nacional de Energía Atómica e INVAP (empresa argentina de alta tecnología situada en Río Negro)”.
En este informe, también se requiere el detalle de cuáles fueron las transferencias realizadas y los montos acumulados desde el 1°de enero del presente año hasta la fecha y cuál es el número exacto de despidos vinculados a estos proyectos.
Los legisladores que acompañaron a Cobos en este proyecto son: Mario Barletta, Pedro Galimberti, Manuel Aguirre, Gabriela Brouwer de Koning, Carla Carrizo, Marcela Antola, Martín Arjol, Alfredo Vallejos, Marcela Coli y Gerardo Cipolini.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico

Luis Quevedo

Raíces de la crisis: el verdadero significado de la “batalla cultural”