miércoles 24 de abril de 2024
spot_img

Diputados de la UCR promueven que la actualización del monotributo se haga por IPC

Ante la evidente distorsión enfrentan los trabajadores monotributistas en cuanto a los elevados montos que deben pagar por esa condición sin que ello tenga correlación con lo que facturan, la diputada nacional de la UCR, Gabriela Brouwer de Koning, presentó un proyecto de ley por el cual promueve que los parámetros del llamado Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes se ajusten de manera más adecuada a la inflación, con una medida más progresiva, con mayor equidad para contribuyentes, disminuyendo así los inconvenientes que actualmente se presentan y por lo tanto que la actualización se haga tomando en cuenta el IPC en lugar de como actualmente la movilidad jubilatoria.

La legisladora radica cordobesa explicó que con la iniciativa se busca suprimir la exclusión de pleno derecho de los monotributistas en forma mensual, y llevarlo a que se realice al momento de controlar los parámetros en la recategorización semestral. El proyecto lleva también la firma de los diputados radicales Danya Tavela, Marcela Antola, Carla Carrizo, Melina Giorgi, Pedro Galimberti, Julio Cobos, Juan Carlos Polini, Luis Picat, Manuel Aguirre, Fabio Quetglas, Roxana Reyes, Fernando Carbajal, Mariela Coletta, Natalia Sarapura, Atilio Benedetti, Roberto Sánchez, Gerardo Cipolini y Mario Barletta.

Gabriela Brouwer de Koning explicó que esta iniciativa surge de una reunión con autoridades de la Asociación de Monotributistas de Argentina (MARA) que plantearon la difícil situación que están atravesando, ya que los montos de pago del monotributo aumentan sin tener correlación con el aumento de la facturación.

“En 2023, la inflación interanual acumulada fue de 211,4%. Sin embargo, para el 2024 y en base a la vigencia del art. 52 del anexo aprobado por el artículo 1° de la Ley 24977, la actualización de los parámetros fue muy inferior. Del 49,02% respecto al 2do semestre 2023 y del 110,9% anual”, precisó la legisladora radical.

Este desequilibrio entre la inflación y la actualización de los parámetros del Régimen Simplificado ha generado una serie de inconvenientes, entre los que se destacan la exclusión de contribuyentes de pleno derecho del Régimen Simplificado, ya que la suma de sus ingresos brutos supera el límite máximo establecido para la categoría H o, en su caso; para la categoría K; la dificultad para los contribuyentes de hacer frente a sus obligaciones tributarias, ya que los límites de facturación se han incrementado en un porcentaje menor al de la inflación, quedando atrasados, por lo que más contribuyentes deben pasar al régimen general dónde la carga tributaria es muy superior.

“El impacto de esta recesión en los bolsillos del monotributista requiere de medidas del gobierno que no agraven la situación tributaria, sino que contemplen la realidad económica argentina”, concluyó Brouwer de Koning.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Crecen las posibilidades para un segundo mandato de Joe Biden

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico