lunes 20 de mayo de 2024
spot_img

Dime con quién andas y te diré a dónde te diriges

Las últimas semanas de diciembre y el primero de enero el Poder Ejecutivo decidió incrementar la presión sobre la Suprema Corte de Justicia.
La condena de la Vicepresidenta catalizo el conflicto político y el Presidente parece prepararse para cumplir el compromiso que lo llevo al lugar que ocupa ¿No fue acaso presidencia por impunidad?
La radicalizacion del Presidente en relación con la justicia ha sido un proceso progresivo en el que ha ido cambiando de compañeros de ruta.
Podría tomarse como punto de partida el reemplazo de la ministra de justicia por un hombre del núcleo de la Vicepresidenta cuyo desconocimiento de la legitimidad de la Corte Suprema de la Nación quedó expresa en la visita realizada el pasado 7 de diciembre cuando prácticamente la acuso de responder a intereses de la principal.oposicion parlamentaria.
La decisión retractada de desobedecer el fallo del tribunal supremo respecto de la quita de la coparticipación a la Ciudad Autonoma de Buenos Aires profundizó el conflicto de poderes preaunciado por el ministro.
En estas últimas jugadas el Presidente eligió a un grupo de gobernadores cómo colaboradores para la embestida contra la división de poderes.
No son los mismos los que acompañaron el relato sobre la coparticipación que los que se embanderan con el juicio político y el ataque al Presidente del Tribunal.
Los cortesanos del Presidente son auténticos representantes del giro de Fernández hacia un mayor deterioro de la devaluada institucionalidad democrática argentina.
Los del núcleo duro tienen características comunes. El de Catamarca suprimió el Consejo de la Magistratura y amplio el número de miembros de la corte provincial. Los de Formosa y Santa Cruz tienen sometida a la justicia y controlan la legislatura para asegurarse la no alternancia gubernamental y la restricción a los derechos de sus ciudadanos.
El de La Rioja cuenta con el control.de la legislatura y la justicia, somete presupuestariamente a los municipios y protege un sistema electoral amañado que impide la alternancia. El de Chaco acaba de intentar de modificar el régimen electoral para reintroducir la ley de lemas en una maniobra impedida por la Union Cívica Radical. Sus acciones contra la libertad de expresión y sus dos cuestionadas gestiones cómo Jefe de Gabinete son conocidas nacionalmente. Mención aparte merece el gobernador de Santiago del Estero cuyo control absoluto sobre la justicia se aprecia en la rapidez que ha actuado el juez pariente de su esposa respecto de un empleado del presidente de la Corte Suprema de Justicia. Hemos conocido su actuación represiva durante la pandemia que acompaña el hecho de haber sostenido el aparato represivo de Juarez e instalado un sultanato en esa provincia donde el y su esposa se vienen sucediendo en el gobierno. El gobernador de la pcia de Buenos Aires no merece comentario complementario al de su complicidad anticonstitucional con la Vicepresidenta.
El Presidente ha distinguido nuevamente al gobernador formoseño como “uno de los mejores políticos y seres humanos”. Su juicio no coincide con el de la Comision Interamericana de Derechos Humanos que en 2021 intimó al Estado Nacional a informar sobre las violaciones a lo derechos humanos cometidos durante la pandemia en esa provincia.
La democracia de nuestros días no se pierde por golpes militares sino por el vaciamiento institucional y la adopción de las reglas del juego de la autocracia.
La marcha del Presidente, que complicemente acompaña el Jefe de Gabinete, parece tener como norte un cambio de régimen político.
El pedido de juicio político al Presidente de la CSJ podría ser inconducente por las mayorías especiales que se requieren y las causales que se invocan. Lo que importa es la consolidación del rumbo iliberal y antirepublicano que ha confirmado el Presidente.
La democracia se asienta en la negociación y los acuerdos conforme a las reglas constitucionales. Sin ellas solo queda el imperio de la fuerza o la anarquía.
spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo