menu
07 04 2020

Diez libros para la cuarentena (segunda parte)


Autor: Luis Quevedo









Completamos la selección de lecturas propuestas para transitar el aislamiento, con libros que, a nuestro juicio, valen la pena leer.

Un hombre decente, de John le Carré. Planeta

Una más de Carré (y ojalá tengamos otras) para confirmar su maestría, imaginación y estilo para captar el clima de época. Un hombre decente es una historia de engaños, de traiciones, de hartazgos, pero también es una historia de amor.

Nat es un veterano agente al borde del retiro, comparte el trabajo en el Departamento Rusia con la joven Florence que tiene en la mira a un millonario ucraciano enriquecido con malas artes. Nat es un gran jugador de bádminton, deporte que practica todos los lunes con el joven Ed, quien odia a Trump, desprecia el Brexit y aborrece su trabajo en una agencia de medios de comunicación. Todos terminarán atrapados en esta ficción de mentiras, indignaciones e hipocresía.  

Como nunca antes el autor de El espía que llegó del frío se mete con la actualidad política y con quienes hoy conducen los destinos del mundo. Con una severa y libre mirada mediatizada por su sutil humor, más inglés que nunca, se rebela contra el Brexit, “la absoluta locura del jodido Brexit”; contra Trump, “una amenaza para todo el mundo civilizado con su racismo institucional y su neofacismo”, y contra Putin que “esboza con desenvoltura su orgullosa sonrisa de carcelero”, porque gracias a él y a “su  pandilla de estalinistas irredentos, Rusia no avanza hacia un brillante futuro, sino que retrocede a su oscuro e ilusorio pasado”.

John le Carré tiene 88 años y está enfermo de cáncer, no tiene miedo a morir pero quiere hacerlo cómodamente, cree que “tenemos a dos charlatanes políticos, dos impostores, uno a cada lado del Atlántico”, sin embargo no escribe con resentimiento o amargura, sino con una esperanzada elegancia.

Limónov, de Emmanuel Carrére. Anagrama

Hace unas semanas murió Eduard Limónov, escritor y político ruso, que hizo de la rebeldía y la provocación su condición de vida. Amado y odiado, multifacético, complejo, desmedido y apasionado agitador político, vivió varias vidas. Todas ellas están en esta novela biográfica de Carrére.

Poeta disidente y pendenciero de joven en su Rusia natal, se exilió en Nueva York donde fue vagabundo, mayordomo de un millonario y escritor de su propia biografía.  De allí a París en donde alcanzó la fama por una novela autobiográfica de su excesiva vida en Nueva York. Pasó a los Balcanes para apoyar la causa Servia y regresó a Rusia post Unión Soviética para fundar un Partido Bolchevique que fue prohibido y él terminó en la cárcel acusado de intento de golpe de Estado. En prisión tuvo una inspiración mística y cuando fue liberado dedicó su energía a oponerse a Putin.

Limónov era contradictorio, grotesco, ambiguo y escandaloso, pero es también un recurso y un actor en la historia de los últimos 50 años de Rusia. “Un país que se preocupa muy poco por las libertades formales con tal de que cada cual tenga derecho a enriquecerse”.  Esto incluye a la Unión Soviética que “se hunde en el ridículo, porque también es hermoso y justo que los herederos de setenta años de opresión caigan no en un crepúsculo de los dioses wagnerianos, sino en el ridículo”.

Un libro inclasificable y conmovedor que obtuvo en 2011 el Grand Premio de la lengua francesa.

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. Alfaguara

“No se escriben palabras de más” es la consigna de Lucia Berlin (1936-2002). Luego de leer su Manual podríamos agregar que “tampoco se escriben cualquieras palabras”.

Este libro reúne 43 de los 75 cuentos que constituyen toda la producción literaria de la autora. Están cuidadosamente seleccionados para ser leídos como un relato autobiográfico. Los textos recorren sus geografías, peripecias,  limitaciones y afectos, sin rebajarse en ningún instante a las precisiones de la realidad. Uno de sus hijos supo decir: “mi madre escribía historias verdaderas, no necesariamente autobiográficas, por poco”.

Es que Berlin vivió en Chile, México, Estados Unidos desde Alaska a Nueva York pasando por sus estaciones intermedias, se casó tres veces, fue alcohólica, tuvo cuatro hijos y múltiples ocupaciones para poder darles de comer y educarlos en un mundo caótico diseñado por ella misma.  Enfermera, telefonista, empleada doméstica, docente en universidades y en cárceles. ¿Cómo pudo hacerse tiempo para escribir, siendo que en la mayor parte de su vida la escritura no fue más que un entretenimiento? ¿Catarsis?, ¿desahogo?, ¿Fe en sí misma?

No trata de ser ingeniosa, es real, es emocional. Sus textos tienen una nervadura construida detalladamente por descripciones, sentimientos y, en especial, por el condimento de lo imprevisible. Qué es lo que va a suceder. El giro misterioso (“Esperen, déjenme que les cuente…”), la originalidad de sus metáforas (“Una vez me dijo que me amaba porque yo era como San Pablo Avenue”), descripciones vitales o letales (”He aprendido que cuanto más enfermo está un paciente, menos ruido hace”). Y también por el humor: “Desde que me alcanza la memoria siempre he tenido un don para quedar mal”. Quizás ese don sea cierto, pero su literatura está al margen del mismo.

Un viaje alrededor del Mundo por la ruta del Gran Mar del Sur, de George Shelvocke. EUDEBA

George Shelvocke fue un oficial de la Marina Real Inglesa, luego devenido en Mercader Aventurero, luego corsario, luego pirata, que cumplió la hazaña de dar la vuelta al mundo entre los años 1719 y 1722. En su derrotero no faltaron motines, naufragios, decenas de muertos, y este libro, escrito más que nada para defenderse de las acusaciones de sus enemigos quienes le endilgaban haberse quedado con dinero de sus accionistas.

En medio de sus desdichas tiene tiempo para ofrecernos una descripción vívida de los hombres, costumbres, gobiernos, fauna y flora de las tierras que le cupo en suerte conocer.

Este título pertenece a la Colección Reservada del Museo del Fin del Mundo dirigida por Alejandro y Rafael Winograd. Los títulos que componen esta colección fueron escritos a lo largo de 500 años y conforman un seleccionado de los hechos más importantes de la exploración de los Mares del Sur, la Patagonia y Tierra del Fuego.

Entre los títulos más salientes cabe señalar Dos años entre los hielos de Jorge Sobral, Los viajes del Beagle de Charles Darwin; Atlanta de Julio Popper  y Viaje al Estrecho e Magallanes de Pedro Sarmiento de Gamboa.

Contra el fascismo, de Umberto Eco. Lumen

Este pequeño libro es una conferencia que Eco dictó en la Universidad de Columbia a fines del siglo pasado, “El fascismo eterno”, dirigido a los jóvenes norteamericanos.

El filósofo y escritor italiano no limita el fascismo al ámbito político ni cree que haya caducado: “El fascismo está aún a nuestro alrededor, a veces vestido de paisano. Nuestro deber es desenmascararlo y apuntar con el índice a cada una de sus formas nuevas, todos los días, en todos los rincones del mundo”.

En este texto el autor de El nombre de la rosa provee de 14 claves para combatir la cultura fascista, poniendo especial énfasis en advertir cómo se construyen discursivamente los relatos ya que, a su juicio, “Mussolini no tenía ninguna filosofía: tenía solo una retórica”.

Nunca más oportuna la edición, en esta época en que el germen del coronavirus alimenta e impulsa también la circulación del germen neofascista por el planeta.