menu
Al toque 16 09 2020

Diego Martínez: Kicillof, semana agitada


Autor: Diego Martínez










Días de mucha tensión en la gestión de la Provincia de Buenos Aires, el tema de la revuelta policial tuvo por supuesto muchísima trascendencia, pero repasemos algunos temas que son previos y que están vinculados.

El tema de la toma de tierras por ejemplo, donde el gobierno tuvo posiciones contradictorias dentro de su propio equipo de gestión, y eso, es una situación de incertidumbre, no sólo para la sociedad y para los vecinos de esos barrios, sino también para la propia fuerza de seguridad que estaba en la primera línea del conflicto. Al mismo tiempo, la confirmación de que el cuerpo hallado en el sur bonaerense, es del joven Astudillo Castro. Aquí hay un problema muy grande, porque el rol de la policía no está claro, y el rol del Ministro de Seguridad tampoco, un tema de muchísima conflictividad política.

Un tema que no tuvo tanta trascendencia, fue el decreto del intendente Lunghi, que decidió en un gran acuerdo con su comunidad salir de las fases sanitarias. Se habló de rebelión, de autonomía, pero en realidad hay un hartazgo, un hastío, a casi seis meses de la continuidad de la cuarentena. Las pocas perspectivas que se están dando en los distintos temas de la agenda, económicos, de transporte, educativos, generan todo un problema que comunidades como la de Tandil están proponiendo salir, salir con su propio criterio, un enorme desafío para el gobernador.

El tema policial, más allá del tema de las internas y de la conflictividad, cómo se resolvió, el Presidente de la Nación tomando una decisión delante del gobernador, delante de los intendentes, él tomando la posta de esa solución, y asumiendo el costo. Evidentemente lo que está en discusión es el liderazgo de Axel Kicillof, que si no logra consolidar lo como tal sobre todo de la fuerza de gobierno, tampoco ha propuesto acuerdos de gobernabilidad a la oposición, que está a la expectativa, ya no es como la etapa de Scioli, donde esa oposición estaba dividida, fragmentada. Sino que hay una posición consolidada, con el 40% de los votos, con mayoría en una de las cámaras, con gobiernos en 65 municipios, pero evidentemente, el gobernador, no va a por  ese lado y va a insistir por intentar liderar esa coalición tan heterogénea. Hasta acá, le fue difícil y no lo ha logrado.