martes 21 de mayo de 2024
spot_img

Destituyeron y detuvieron al exjuez federal Walter Bento

El hasta entonces juez federal de Mendoza Walter Bento fue suspendido hoy de su cargo y posteriormente detenido, como acusado de liderar una organización que beneficiaba a delincuentes a cambio de pagos ilegales.

Bento fue detenido en los tribunales federales de Mendoza, donde se presentó, cuando en forma simultánea conoció la noticia de que había sido destituido por mal desempeño en su cargo por el jurado de enjuiciamiento.

El juez se quedó sin fueros tras la decisión del jurado del Tribunal Oral que tomó el caso y estará con prisión preventiva hasta finalizar el juicio.

“La conducta aquí analizada permite afirmar que ha incurrido en actos que perjudican al servicio público, deshonran al país”, sostuvo el fallo de mayoría del Jurado (seis a uno).

Bento estaba suspendido en el cargo y actualmente afronta un juicio oral ante la Justicia Federal mendocina, como acusado de liderar una organización que beneficiaba a delincuentes a cambio de pagos ilegales.

La destitución deja automáticamente sin fueros a Bento, tras el fallo destituyente suscripto por los jurados jueces Javier Leal de Ibarra; los senadores Daniel Bensusán (del Frente de Todos) y José Torello (de Juntos por el Cambio); las diputadas Anahí Costa (FdT) y Ana Romero (JxC) y el abogado Alfredo Barrau.

El jurado juez Javier de la Fuente se había pronunciado por rechazar la destitución de Bento, quien no estuvo presente en la sala de audiencias.

El tribunal consideró que las conductas reprochadas a Bento son “verdaderamente graves e implican un serio desmedro de su idoneidad para seguir ejerciendo su magistratura”.

Si bien se limitó al mal desempeño exclusivamente, la resolución describió situaciones que perfectamente podrían ser consideradas delitos.

“Quedó acreditado que desde el momento en que tomó conocimiento de una investigación penal sobre su conducta realizó diferentes maniobras para el entorpecimiento de la acción judicial”, explicó el Jurado.

Además, “vendió un inmueble omitiendo declarar su calidad de persona políticamente expuesta y eludió el embargo de la medida cautelar preventiva que recayó al ser procesado” en la causa penal.

El fallo también le enrostró que “pese a ser dueño de varias propiedades obtuvo un crédito para vivienda única”, a la que le dio un destino diferente incluso.

“Es penoso para este tribunal que un juez se haya desviado de su recto proceder al extremo de merecer su destitución”, resumió la resolución.

Bento –según las conclusiones del fallo mayoritario- obró bajo “designios que van a contrario de los principios de deben regir sus acciones”, lo que derivó en la “pérdida de la confianza pública”.

Bento está imputado como presunto jefe de una asociación ilícita que cobraba sumas de dinero por dictar medidas judiciales favorables a imputados, junto con otras 28 personas, entre ellas su esposa y un hijo.

La acusación incluye también los presuntos delitos de cohecho activo, lavado de activos, enriquecimiento ilícito, violación de secretos, violación de deberes de funcionario público y falso testimonio.

Según la imputación, “al menos desde el año 2007” Bento lideró una organización ilegal cuyo “propósito era obtener dinero y/o bienes a cambio de la obtención de beneficios judiciales ilegítimos en los casos en que intervenía”.

El tribunal rechazó una invocación de la defensa del ahora ex juez sobre las implicancias de su destitución en la continuidad del tratamiento de uno de sus hijos que sufre una discapacidad (NA).

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo