viernes 23 de febrero de 2024
spot_img

Caputo: “Vamos a encaminarnos en ser un país mejor”

El ministro de Economía, Luis Caputo, se mostró confiado en que “en el mediano plazo la Argentina se va a encaminar a ser un país mejor” a partir de las medidas que impulse el Gobierno de Javier Milei.
“Las medidas fueron muy bien recibidas. Cuando vos tomás medidas que no tienen un fundamento económico atrás, pasa lo que pasó en agosto de 2023, con la última devaluación de (Sergio) Massa”, sostuvo el funcionario nacional.
En declaraciones a La Nación+, el titular del Palacio de Hacienda se refirió al tipo de cambio y la reacción que hubo tras la devaluación: “Subimos el dólar oficial de $360 a $800. Si no tuviera la credibilidad que efectivamente tuvo, ¿qué hubiera pasado con el tipo de cambio libre? Estaba $1.100 y se hubiera ido a $2000, $2500. Lejos de pasar eso, ha caído de $1100 a $980, y hoy estamos en la brecha más baja, del 20%, igual a cuando Alberto Fernández asumió en diciembre del 2019. Si no hay medidas consistentes atrás, eso no puede pasar”.
También habló sobre el impacto de esa medida en los precios: “No es sólo la inercia inflacionaria, sino toda la inflación que estaba metida debajo de la alfombra. El control de precios no funciona nunca, el rezago de la política monetaria. Van a ser meses de inflación dura. Pero hay que dar tranquilidad a la gente, porque todas las medidas que estamos tomando van a ser para revertir ese proceso. La inflación va a tender a ceder y las cosas se van a encaminar”.
Asimismo, Caputo defendió el ajuste impulsado y afirmó que el 60% del recorte “se concentró en reducción del gasto público, desde la reducción de ministerios, secretarías, autos, transferencias discrecionales a las provincias, gastos administrativos”.
Al enfocarse en el tema de los subsidios, consideró que se trata de “uso de los recursos públicos para hacer política, son un perjuicio para los que menos tienen”.
“La prioridad es ir a déficit cero. A ninguno nos gusta subir algún impuesto. Pero, dentro de lo que se estaba haciendo en este paquete de medidas, tenía su lógica. Vamos a estar recomponiendo reservas: ya bajó la tasa de interés; el tipo de cambio libre, lejos de subir, cayó, y hoy volvimos a la brecha de diciembre de 2019. Es decir, en una semana se corrigieron cuatro años de desmanejo cambiario”, celebró.
Al ser consultado sobre las negociaciones salariales para que los trabajadores no pierdan frente a la inflación, Caputo subrayó que “se va camino a paritarias libres”.
“Todo en realidad estamos convergiendo a que sea lo más libre posible”, añadió.
El ministro del Economía también destacó el recorte a los “privilegios” de la política: “Son gestos que hay que dar, son gestos que todos nosotros tenemos que dar. Ya lo estamos haciendo eso. Nosotros, la mayoría de los ministros y demás ya nos pagamos hasta nuestro café, los almuerzos y todo. Hay un cambio en todo sentido”.
Finalmente, respecto de las privatizaciones, señaló que “las empresas del Estado que se puedan privatizar, en el corto plazo se van a privatizar”.
“Las que no se puedan privatizar, porque es más difícil, por razones técnicas, se va a tratar de mejorar sus cuentas. Toda empresa que sea ineficiente, que le cuesta plata al Estado, por definición estaría bueno privatizarla. Aerolíneas es un ejemplo.
Hay un equipo hoy evaluando cada una y que se quiere ejecutar en el corto plazo lo que efectivamente sea posible”.
Y, como cierre, envió un mensaje a la población: “Todas las medidas que estamos tomando, quédense tranquilos que nos van a llevar al camino correcto. ¿Por qué? Porque han funcionado en todos lados del mundo. La única razón por la que acá no han funcionado es porque nunca hemos tomado las medidas correctas.
Pueden quedarse tranquilos que en el mediano plazo vamos a estar encaminados a ser un país mejor, con menor inflación, más crecimiento, y vamos a reemplazar planes sociales por trabajo”.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

La contra cumbre de Davos

Maximiliano Gregorio-Cernadas

Abordajes de la política exterior argentina

Fabio Quetglas

Un federalismo responsable