domingo 16 de junio de 2024
spot_img

Bolsonaro, Trump y Abascal: los saludos al presidente electo

Los expresidentes de Estados Unidos y Brasil, Donald Trump y Jair Bolsonaro, además del líder de la agrupación de ultraderecha española Vox, Santiago Abascal, felicitaron hoy al candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, por su triunfo en el balotaje.

“Estoy muy orgulloso de ti. Cambiarás por completo tu país y harás que Argentina vuelva a ser grande”, escribió Trump en Truth Social, la red social que creó tras ser expulsado de otras plataformas por su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

El republicano, probable rival del presidente demócrata Joe Biden en las presidenciales de 2024 en Estados Unidos, le dio la “enhorabuena” al referente de La Libertad Avanza (LLA) por su victoria.

“La esperanza vuelve a brillar en Sudamérica”, dijo por su parte Bolsonaro en su cuenta de X (Antes Twitter).

“Felicitaciones al pueblo argentino por su victoria con Milei”, manifestó el exmandatario.

El ultraderechista agregó que espera que los “buenos vientos alcancen a Estados Unidos y Brasil” para que “la honestidad, el progreso y la libertad vuelvan”.

También se expresó en redes sociales el presidente de Vox: “Felicidades querido Milei por tu gran victoria en las elecciones presidenciales argentinas”.

“Hoy se abre un camino de futuro y esperanza para los argentinos y toda Iberoamérica que celebramos en España con especial alegría. ¡Viva España, viva Argentina, vivan libres de socialismo y soberanas!”, publicó Abascal también en X.

Por su parte, la referente opositora venezolana, María Corina Machado, escribió: “Felicitaciones a todos los argentinos por un proceso electoral ejemplar, y a su Presidente electo, Javier Milei. La lucha por el cambio y la Libertad avanza en América Latina. ¡Viva Argentina! ¡Viva Venezuela libre!” (Télam).

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Karina Banfi

Mujeres a la Corte

Alejandro Einstoss

Lo que falta es gestión, no la Ley Bases

Alejandro Garvie

El Parlamento Europeo como amortiguador de las tensiones