jueves 23 de mayo de 2024
spot_img

Avanza en Diputados el tratamiento de la Ley Ómnibus

En la sesión, que podría prolongarse hasta mañana, martes, se esperan fuertes cruces verbales entre los diputados del oficialismo y de la oposición, básicamente con los del kirchnerismo y la izquierda. Además, hay expectativa sobre qué ocurrirá cuando llegue el momento de la votación y, en ese sentido, los ‘libertarios’ esperan lograr sumar a los llamados ‘bloques dialoguistas’ para la votación en general y habrá tensión cuando llegue el tratamiento y la votación en particular de los proyectos en debate. 

En medio de un clima de expectativa y tensión, la Cámara de Diputados inició este lunes en lo que se espera será una maratónica sesión especial, que podría prolongarse hasta mañana, martes,  en la que debate la nueva ‘Ley Bases’ y, a la par, el proyecto que contempla un ‘paquete’ fiscal, que incluye la cuestión del Impuesto a las Ganancias, en el marco de la apuesta del gobierno de Javier Milei de llevar adelante una fuerte reforma del Estado para la que promueve obtener delegaciones del Congreso y que incluye, entre otros objetivos, una reformar laboral y privatizaciones de empresas públicas. El oficialismo ‘libertario’ buscará sumar el apoyo de algunos bloques, a los que se los bautizó como ‘dialoguistas’ y garantizar la sanción de las normas en general y, luego en particular, para aventar el ‘fantasma’ del fracaso de febrero pasado cuando la propia impericia de la administración ‘libertaria’ al momento de tejer acuerdos parlamentarios, al fracaso en la sanción de aquella versión de la “Ley Ómnibus’.

La bancada de la Libertad Avanza, que cuenta con 38 diputados, confía en robustecer su poder para alcanzar la sanción de la ‘Ley Bases’ y el ‘paquete fiscal’ a partir del apoyo del PRO (37), la mayoría de los legisladores de la UCR y de ‘Hacemos Coalición Federal’, así como el de otros bloques con menor peso numérico como el caso de Innovación Federal (8), MID (3), Buenos Aires Libre (2), Independencia (3) y CREO (1), entre otros, según confiaron fuentes legislativas que, por cierto, ubicaron en el arco de resuelto rechazo de los proyectos del oficialismo al kirchnerismo y a la izquierda.

Pese a que el dictamen de mayoría que defiende sin fisuras La liberad Avanza y el PRO, cuenta con las firmas y el respaldo de otras bancadas, aún continúa la presión que ejercen algunos de los bloques ‘dialoguistas’, básicamente la UCR, que procuran que el oficialismo introduzca modificaciones en el texto original que está sobre las bancas de los legisladores en el recinto. Habrá que ver, al momento del debate en general y, en caso de lograrse esa aprobación, cómo después se desarrolla el debate en particular de la ‘Ley Bases’ para establecer en qué medida se confirman los apoyos de los diputados opositores, entre ellos los radicales, que se inclinan por darle al gobierno las herramientas que necesita para su gestión pero rechazan que eso implique otorgarle a la administración de Milei mecanismos que ejercer lo que consideran el   manejo discrecional de los resortes que le confieren algunos artículos incluidos del texto de la nueva versión de la ‘Ley Ómnibus’.

Por lo pronto el oficialismo accedió a eliminar algunos artículos y capítulos como el de Defensa de la Competencia, redujo a cuatro las declaraciones de emergencia y achicó a apenas ocho la lista de empresas sujetas a privatización (dejando afuera el Banco Nación). Además, amplió la lista de organismos del Estado que quedarán fuera de cualquier intento de disolución y suprimió el capítulo sobre consolidación de títulos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de Anses que habilitaba la venta de acciones. Pero resultaba incierto si ello sería suficiente para obtener los votos necesarios para la sanción de las leyes cuando se traten en particular.

La sesión comenzó a las 12.23 cuando el oficialismo consiguió contar con 135 diputados sentados en sus bancas y, de esa manera, alcanzó el quórum que establece el reglamento -el mínimo es de 129- con lo cual el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, anunció el comienzo de las deliberaciones. El bloque de la ‘La Libertad Avanza’ encabezado por Gabriel Bornoroni logró contar con el número necesario para abrir el debate a partir de la presencia de los legisladores de los llamados bloques ‘dialoguistas’.

Tras algunos momentos de desorden en la sesión en torno a cuestiones reglamentarias y al ordenamiento acerca de cómo se desarrollaría el debate se inició formalmente la discusión acerca de la ‘Ley Bases’ y el ´paquete fiscal’ que se votarán en general y en particular por separado, según lo acordado en el plan de trabajo que se autoimpuso la Cámara baja antes de arrancar el debate.

Los diputados nacionales de la Libertad Avanza, Santiago Santurio y José Luis Espert se alternaron para defender la ‘Ley Bases’ y el ‘paquete fiscal’, cuya sanción alienta La Libertad Avanza. Luego fue el turno del titular del bloque del kirchnerismo, Germán Martínez, quien cuestionó la transparencia invocada por el gobierno y que estaría contemplada en las leyes cuya sanción pretende lograr. “¡Que van a ser transparentes!”, enfatizó y remarcó: “No hay transparencia posible con un gobierno de tramposos”, exclamó al hablar como informante de uno de los dictámenes en minoría.

En ese marco, se sucedieron los discursos de los diputados de otros bloques que también presentaron dictámenes en minoría como el caso de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, quien planteó las discrepancias de su bloque con el oficialismo. “Algunos de nosotros tenemos un mantra, que es no caer en la provocación, no entrar en la mugre, salvo que sea con la posibilidad de limpiarla. Pero nunca entrar en la mugre de un presidente que intenta degradar el debate”, dijo y sostuvo que se trata de “un Presidente al que no hay que hacerle el juego porque el presidente, en realidad, después de que se sancione esta Ley Bases, tiene miedo de que se note que no hay equipo, tiene miedo que se note que no hay pericia. Y no va a tener más excusas que gobernar y trazar un programa de salida”, subrayó. Luego hablaron también sus colegas de bancada Margarita Stolbizer, Paula Oliveto y Mónica Fein y lo propio hicieron los representantes de la izquierda, los trotskistas, Christian Castillo y Romina del Plá.

Por otra parte, cuando fue el turno de fijar posición desde la UCR en torno a la ‘Ley de Bases’ y el ´paquete’ en material fiscal, el diputado nacional, Lisandro Nieri, advirtió que la situación del país en la que se trataba la ‘Ley Bases’ era “absolutamente distinta” a la que “teníamos hace cuatro meses” y sostuvo que “alarma que los responsables de la decadencia en que nos encontramos sólo se dediquen a trabar y a entorpecer”, dijo el legislador mendocino en clara alusión crítica hacia el kirchnerismo en el principio de su alocución.

Nieri adelantó el voto favorable en general de los radicales a la también llamada ‘Ley Ómnibus” y reconoció la necesidad de producir “ajustes” en el plano de la macroeconomía tanto como para ordenar el funcionamiento del Estado “pero el ajuste debe ser justo”, remarcó el diputado de la UCR que llamó a poner atención en la “calidad del ajuste” porque “no nos podemos permitir dejar para un futuro trabajar en el plano tributario”.

“Coincidimos en el objetivo de que seamos un país normal”, sostuvo Nieri, quien en otro pasaje de su discurso sostuvo: “No me gusta el slogan de ‘no hay plata’. Plata hay”, dijo, tras lo cual subrayó la necesidad de establecer “cómo se asignan los recursos” y reclamó al gobierno de Milei la necesidad de que presente un proyecto de Presupuesto.

Se espera un más que arduo y prolongado debate ya que luego que expongan en los que se denomina el ‘tiempo de dictámenes’, sobrevendrán los discursos de los diputados en el espacio asignado para los “tiempo de bloques’ y, por último, las alocuciones “individuales’ con lo cual se presume que entrada la noche la Cámara baja estará en plena discusión de la segunda versión de la ‘Ley Bases’ y el ‘paquete fiscal’ que se votarán por separado. Posteriormente, tras la votación en general, en caso de que sean aprobados, el extenso tratamiento en particular de ambos proyectos, con lo cual, según fuentes parlamentarias, las deliberaciones se prolongarán hasta mañana, martes.

Un rato antes de que comenzara la sesión, fuera del Palacio del Congreso, algunos grupos que en algunos casos pertenecían a movimientos sociales se agolparon en cercanías de las puertas por las que acceden los diputados lo que motivó se reforzara un cordón de efectivos de la policía federal para bloquear la posibilidad de que se originara algún incidente ya que aquellos que se encontraban allí aplaudían o dirigían algunos cánticos hostiles al identificar a diputados que descontaban se opondrían a las leyes que impulsa el gobierno o bien a los que presumían darían su apoyo a las iniciativas que impulsa el oficialismo.

Asimismo, el dispositivo policial alrededor del Palacio Legislativo como en sus cercanías y, en particular, en la Plaza de los Dos Congreso era de significativas proporciones ante la movilización de militantes de movimientos sociales en rechazo a la ‘Ley Bases’. En ese marco, podían verse estacionados en distintas arterias de la zona varios carros y vehículos policiales, así como personal uniformado apostado a la espera de recibir instrucciones en caso de que se produjese algún incidente.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular