martes 23 de abril de 2024
spot_img

Armamento: Scholz insta a Europa a entrar en una “economía de guerra” a “gran escala”

Traducción Ester Galante.

“Debemos (…) recurrir a la producción de armas a gran escala”, insistió Olaf Scholz, que cree que, para ayudar a Ucrania, “el poder de Alemania por sí solo no es suficiente”. La Canciller aleman propone una cooperación industrial “más estrecha” entre los Veintisiete.

El día después de la amenaza de Donald Trump de dejar de financiar a la OTAN si es elegido para la Casa Blanca, Scholz envía una “señal” a la industria armamentista comunitaria. En una Europa que lucha por abastecer de municiones a Ucrania, el fabricante alemán Rheinmetall invierte a largo plazo con una nueva fábrica de proyectiles y la ambición de multiplicar por diez su producción.

En el mayor complejo industrial de defensa del país, en Unterlüss, en las llanuras boscosas del norte de Alemania, el canciller Olaf Scholz inauguró el lunes la primera piedra de esta futura unidad de producción. Debe producir munición de artillería de 155 milímetros a partir de 2025, con el objetivo gradual de alcanzar una capacidad de 200.000 proyectiles al año.

Según la Canciller, se trata de una “señal” para los europeos, llamados a reforzar la base industrial de defensa del continente, favoreciendo los pedidos agrupados y a largo plazo.

A pesar de los miles de millones de euros en armas entregadas por los países de la UE a Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, todavía están lejos de haber alcanzado la capacidad suficiente para apoyar de manera sostenible al país y reconstituir sus propias reservas. Sin embargo, es una “necesidad urgente”.

“Estados Unidos, pero también todos los países europeos, deben hacer aún más para apoyar a Ucrania. Las promesas hechas hasta ahora no son suficientes. El poder de Alemania por sí solo no es suficiente”.

Porque por muy dura que sea esta realidad, no vivimos en tiempos de paz”, subrayó la canciller, para quien las “ambiciones imperiales” del presidente ruso Vladimir Putin representan “una gran amenaza”.

“Una defensa fuerte requiere una base industrial sólida. Esto se logrará si los europeos agrupamos nuestros pedidos, si juntamos nuestros recursos y damos así a la industria perspectivas para los próximos 10, 20 o 30 años”, subrayó.

Alemania ha sido durante mucho tiempo un mal ejemplo, admitió Scholz, porque la política armamentista “se ha llevado a cabo como si se tratara de comprar un automóvil”, mientras que las industrias de defensa necesitan una planificación a largo plazo para invertir en nuevas capacidades.

“Si quiero comprar un Golf dentro de dos o tres años, sé que lo habrá en stock”, dijo, haciéndose eco de la metáfora del automóvil.

Pero “los tanques, obuses, helicópteros y sistemas de defensa aérea no están disponibles en el mercado” y necesitan pedidos garantizados por los estados. Rheinmetall quiere producir en todas sus instalaciones de Europa hasta 700.000 proyectiles de artillería al año hasta 2025, frente a los 400.000 o 500.000 de este año. Antes de la invasión rusa de Ucrania, sólo producía 70.000.

Hasta tres millones de proyectiles

El mayor fabricante de armas alemán “ya tiene una capacidad superior a la de Estados Unidos” en términos de producción de proyectiles de 155 mm, asegura a la AFP el jefe de Rheinmetall, Armin Papperger.

En el futuro, “a Estados Unidos le gustaría producir un millón de proyectiles al año y a Europa entre dos y tres millones gracias a una unión entre socios europeos”, añade.

A finales de marzo, los europeos sólo habrán proporcionado la mitad del millón de proyectiles prometidos a Ucrania el año pasado. El complejo Rheinmetall en Unterlüss ya produce proyectiles de 120 mm para los tanques Leopard 2, utilizados en el frente ucraniano. De 60.000 piezas producidas por año antes de 2022, la tasa ha aumentado a 240.000.

Pero con miles de disparos diarios, las tropas ucranianas tienen necesidades muy importantes y urgentes para intentar repeler la invasión rusa. Y los ejércitos de los países europeos tienen sus propios vacíos que llenar. Después de años de subinversión, las existencias del ejército alemán están vacías y Rheinmetall calcula que sus necesidades de munición ascienden a unos 40.000 millones de euros.

Ante la visita del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, a Ucrania la semana pasada, el Ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kouleba, abogó por el nacimiento de un verdadero “mercado único” para la defensa en la UE, cuyos Veintisiete aún están lejos de alcanzar.

Link https://www.bfmtv.com/economie/entreprises/defense/armements-scholz-presse-l-europe-d-entrer-en-economie-de-guerre-a-grande-echelle

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Ley Bases: Privatizaciones, un acto más del péndulo entre el Estado y lo privado

Fabio Quetglas

Optimismo tóxico

Luis Quevedo

Raíces de la crisis: el verdadero significado de la “batalla cultural”