menu
08 09 2020

Apuntes de una energía en cuarentena y en quiebra


Autor: Alejandro Einstoss









¿Qué está pasando con las facturas del gas natural?

Los medios dan cuenta de quejas de los usuarios de gas natural por red al comenzar a recibir sus primeras facturas con solo una parte de los consumos de invierno.

Para entender las quejas de los usuarios no alcanza con analizar los cuadros tarifarios, sino también aspectos regulatorios y de consumo en el marco de la cuarentena que terminan de explicar el problema.

1. El consumo de gas residencial presenta una fuerte estacionalidad (casi 4 a 1 respecto al consumo estival).

2. La cuarentena y la permanencia en los hogares implico un aumento en los consumos respecto al año anterior que podría (en numerosos casos) haber generado el cambio de categoría de cliente. Analizaremos el caso de un cliente residencial con consumos medios (categoría R22) cliente de la empresa Metrogas, que por incremento del consumo en cuarentena pudo haber pasado a categoría R23.

3. Durante el invierno 2019, ENARGAS decidió “suavizar” el pico de consumo invernal, prorrateando el 22% de las facturas del invierno en las facturas correspondientes al periodo estival. Lo que genero el efecto de una “cuasi tarifa plana” o “tarifa previsible” que alivio el presupuesto de las familias durante 2019.

4. La actual administración congeló las tarifas vigentes e intervino los entes reguladores, que no implementó el prorrateo de los consumos de invierno para el año 2020.

5. Por lo tanto, las familias recibirán en los próximos meses facturas que reflejarán tarifas y consumo pleno, a lo que debe sumarse un mayor consumo y el posible cambio de categoría.

6. Este triple efecto: falta de prorrateo + mayor consumo + cambio de categoría podría impactar en las facturas de septiembre y octubre con aumentos entre el 80 y 90% respecto al invierno del año pasado.


Una posible estimación es la siguiente:

METROGAS informó a sus proveedores que dejara de pagar el gas y confirmo lo que es un secreto a voces: el sistema energético este quebrado.

1. Me dirijo a Ud, a los efectos de llevar a su conocimiento que a partir del día 04 de septiembre nos veremos imposibilitados de abonar a los productores las facturas de compra del gas natural con destino a nuestros clientes”. Así comienza la carta que Metrogas envió a productores y transportistas de gas natural anunciando la cesación de pagos.

2. La justificación: un congelamiento tarifario desde abril 2019 con costos creciendo a una tasa cercana al 70%, el aumento de la morosidad consecuencia de la cuarentena y la caída en el volumen vendido.

3. “Pese a los esfuerzos realizados por esta distribuidora, no hemos podido evitar que se produzca el corte de la cadena de pagos a nuestros proveedores, es decir, productores y transportistas…” afirma la nota presentada también al Ente Regulador. Una medida que intenta, según la empresa, preservar el flujo de fondos de la distribuidora para preservar la prestación del servicio público.

4. Esta situación de asfixia económica y financiera se observa en el ultimo balance semestral de Metrogas que muestra una perdida operativa de casi $600 millones y si se incorporan los costos financieros la perdida neta del primer semestre supera los $1600 millones.

5. Se configura así una situación paradójica por la cual la decisión de Metrogas afecta directamente a su principal accionista y mayor productor de gas: YPF, que arrastra una delicada situación financiera producto de precios deprimidos, caída de ventas, el arrastre del peso de una deuda financiera y deudas del Estado Nacional.

6. La cesación de pagos de la mayor distribuidora del país pone en evidencia que el sistema energético nacional está virtualmente en quiebra. Si se mira al sector eléctrico, las mayores distribuidoras (EDENOR y EDESUR) presentan perdidas superiores a los $1500 millones cada una. Las distribuidoras y cooperativas tienen deudas por la energía vendida con CAMMESA por mas de $100.000 millones.

7. Esta situación afecta la cadena de pagos aguas arriba: productores de gas y generadores de energía a los que hay que sumar a las transportistas, lo que configuran un escenario que difícilmente pueda ser financiado solo a puro subsidio.

8. La decisión de Metrogas, puede ser la primera ficha de un efecto domino que ponga en mora a la totalidad del gas vendido por las distribuidoras –que atienden a la denominada “demanda prioritaria” – y que representa aproximadamente el 30% de todo el gas comercializado en el país.

9. Un escenario de alta complejidad en un contexto de un Estado sin margen fiscal para mas subsidios y usuarios sin margen de ingresos para afrontar aumentos de tarifas.