martes 21 de mayo de 2024
spot_img

Amplio brote de gripe aviar en vacas de los EE. UU.

El brote de gripe aviar en ganado lechero que se ha extendido por nueve estados de EE. UU. plantea preguntas desconcertantes sobre cómo se está propagando el virus entre los animales y el riesgo que representa para los humanos.

Detectar la propagación viral temprana y limitar cuánto tiempo circula la gripe en una población de animales reduce las probabilidades de que mute y se adapte a otras especies.

En este caso, el hecho de que el virus haya infectado a una variedad de animales y ya se encuentre en más de 30 rebaños (y el potencial resultante de contacto con humanos y otros animales) ha puesto en alerta a los expertos en salud pública.

“Es un momento realmente importante”, dice Thomas Gillespie, ecologista de enfermedades de la Universidad Emory. “Por el momento, no es un riesgo para el público humano, pero debemos centrarnos en el riesgo para las personas que trabajan en la industria láctea y que tienen interacciones directas en un entorno compartido con las vacas”, dijo. Y concluyó: “Si no podemos controlar ese riesgo, podría convertirse en un riesgo para la población humana en general”.

La cepa actual de la gripe aviar H5N1 ha circulado por todo el mundo desde 2021, matando focas desde Chile hasta Rusia y Maine, un oso polar en el Ártico, zorros rojos en Europa y Estados Unidos y otras especies. También se está detectando en aves silvestres y de granja.

A finales de marzo, funcionarios de salud anunciaron que estaban investigando un brote del virus en vacas lecheras de Estados Unidos, aunque es posible que haya estado circulando en el ganado durante meses. Fue la primera vez que se confirmó la gripe aviar en vacas, que se enferman, pero se recuperan con tratamiento.

Hasta ahora se ha detectado una infección humana leve, en una persona expuesta al ganado lechero, pero algunos investigadores sospechan que no se están detectando todos los casos.

Un funcionario de la administración dijo al portal Axios que está “tomando en serio este brote y acelerando los esfuerzos en todo el gobierno de Estados Unidos para coordinar nuestra respuesta”, y agregó que los CDC han dicho que el riesgo para la salud humana del público en general es bajo.

El salto del virus a las vacas plantea nuevas preguntas al respecto a pesar de haber sido estudiado durante décadas. “Este es un animal diferente. Tenemos que empezar de nuevo y comprender lo que está pasando”, afirma Jürgen Richt, director del Centro de Excelencia para Enfermedades Animales Zoonóticas y Emergentes de la Universidad Estatal de Kansas.

La gran pregunta es cómo se transmite de una vaca a otra, dice Gillespie.

Se han encontrado altas cantidades del virus en las ubres de las vacas lecheras y se ha detectado en la leche no pasteurizada, lo que sugiere que podría estar propagándose a través del equipo de ordeñe.

Los estudios preliminares encontraron que la pasteurización inactiva el virus, por lo que la leche se considera segura para beber, dijo ayer un portavoz de la Administración de Alimentos y Medicamentos en una conferencia de prensa. También es posible que se esté propagando en el aire a través de microgotas.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo