menu
Al toque 12 02 2021

Alejandro Einstoss: YPF debe cambiar el plan de negocios











YPF tiene problemas estructurales más allá de la pandemia. El análisis de Alejandro Einstoss.

Los recientes cambios en la conducción de YPF y los problemas en el pago de su deuda, pusieron en la opinión pública la delicada situación que atraviesa la principal empresa energética de la Argentina.

Los problemas de YPF tienen tendencia estructural, la producción de petróleo y gas cae por lo menos hace una década, consecuencia del agotamiento de los recursos convencionales que presentan una alta tasa de declinación y explican más del 80% de la producción de YPF.

Esta caída en la producción quiso ser revertida con la producción en vaca muerta, que demandó una fuerte inversión que fue financiada con endeudamiento que lamentablemente a la fecha no ha generado los activos necesarios para poder repagar esa deuda. El cuadro de situación se completa con precios domésticos e internacionales de la energía a la baja, que explican la caída de los ingresos de YPF y por ende las pérdidas operativas de los últimos años.

En síntesis, YPF entró a la cuarentena en una inercia complicada de ingresos cayendo, y costos crecientes. Luego la cuarentena empeoró las cosas, se cayó la demanda de combustibles líquidos, cayó la producción, cayeron los precios, e YPF con menos caja, tuvo problemas para pagar su deuda. De esta forma en julio del año pasado, refinanció su deuda de corto plazo, y en los primeros días de este año lanzó una oferta para refinanciar la totalidad de su deuda financiera. Esto implica mayores tasas y mayores garantías reales, que muestran la incertidumbre que ven los acreedores respecto al devenir futuro de la empresa.

Por lo tanto YPF se encuentra en una inercia complicada de pérdidas operativas, caída de sus ingresos, y una deuda creciente que debe ser revertida principalmente modificando su actual plan de negocios que observa a vaca muerta como su única tabla de salvación.