jueves 30 de mayo de 2024
spot_img

Alejandro Einstoss: ¿Por qué aumentan los combustibles?

 

En los últimos siete meses, el precio de las naftas y el gasoil, aumentó poco más del 50%, mientras que el resto de los precios de la energía se mantuvieron casi sin cambios. ¿Por qué? el precio de los combustibles depende fundamentalmente de tres variables, el precio del petróleo, el precio de los biocombustibles, y los impuestos.

Arranquemos por el final, los impuestos a los combustibles se ajustan en forma trimestral en función de la inflación, entonces, con inflación creciente, este componente empuja, y mucho. Los biocombustibles, tenían precios congelados desde finales del 2019, y fueron actualizados a principios de este año, y también empujaron el precio para arriba. Finalmente, el precio internacional del petróleo que es el principal insumo, aumentó 40% desde finales de agosto del año pasado.

Hasta aquí, una explicación de costos, pero hay una cuarta razón, que impulsa la decisión política de aumentar los combustibles, en un entorno de contención general de precios en la economía, y es la situación de YPF. La principal empresa Argentina, atraviesa una de las mayores crisis de su historia, que excede la coyuntura de la pandemia. Una pesada deuda financiera, la producción y demanda de sus productos en caídas, y precios a la baja, explican las importantes pérdidas de YPF en los últimos años. YPF es el principal productor de combustibles del país, y sus ventas explican el 80% de sus ingresos, que con demanda en caída, depende casi totalmente del precio de venta en el mercado interno, y quizás, esto explica el anuncio de nuevos aumentos en los próximos meses.

Mientras tanto, el principal accionista de YPF, que es el Estado nacional, parece decidido ayudar a través de transferencias de una parte de la recaudación del impuesto a la riqueza, que va a reforzar las inversiones en YPF, y al plan gas, que aumenta el precio promedio de venta del gas en el mercado interno, del cual YPF es uno de los principales productores. En síntesis, estas dos medidas, más el aumento de los combustibles, constituyen un verdadero plan de salvataje para la principal empresa del país.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Sobre la falta de gas: no fue frío, fue impericia

Jesús Rodríguez

Una necesidad imperiosa: la sólida infraestructura institucional

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal