menu
17 09 2017

Viviana Ackerman: “Borges es un provocador de las letras, que tiende un duelo con sus lectores”


Autor: Tali Akuka









Viviana Ackerman es multifacética. Profesora de francés y Licenciada en Letras, desde hace más de veinte años organiza talleres de lectura sobre Jorge Luis Borges. En ese contexto, escribió El divino desorden. En ésta charla a fondo, introduce al autor y expresa que su objetivo es “popularizar” al más famoso de los escritores argentinos.

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo era autodidacta, se burlaba de las instituciones y de las reglas establecidas, comenzó a escribir a una edad temprana desde distintos géneros literarios en los que navegó sin límites. Su universo fueron las bibliotecas, se consideraba a sí mismo un excelente lector más que escritor.

Los relojes, los laberintos, la mística, la cábala, el budismo, el judaísmo, las enciclopedias, están entre sus paginas, era ecléctico por naturaleza. Ackerman expresa que “Borges es un autor que escribe desde su incomprensión del mundo, ese es el motivo que lo impulsa a explorar universos literarios”. 

“Borges construye una imagen de su personalidad” señala la autora que lo describe como “un romántico político”, que añoraba una mítica del pasado y valoraba ser parte de una familia de coroneles que lucharon por la patria.

 

¿Cuál es la manera de leer a Borges?

Borges genera un pacto de lectura propone un horizonte de lectura, crea dificultades a su lector como si fuera una carrera de obstáculos, en un párrafo con nombres propios y complejidades de este tipo. Las tramas son sencillas a diferencia de Dostoievski u otros, pero está sepultada por la superficie, es complejo porque no tiende espejos para que el lector se identifique. Además, es un provocador de las letras, que tiende un duelo con quien lo lee.  

¿Por qué es considerado un autor complejo?

Borges no escribe a partir de sus vivencias personales como Hemingway, Conrad o Cervantes, su materia narrativa son sus lecturas, hace literatura con la filosofía, mística, teología, matemática, geometría e historia, con saberes enciclopédicos. Era un gran lector de la enciclopedia, la abría al azar y leía lo que aparecía.

Por ejemplo en “El inmortal” describe la historia de alguien que quiere vivir para siempre y que atraviesa por vidas e identidades diferentes como Homero, es difícil sentirse identificado con estos personajes, porque Borges es un escritor de tramas.

¿Qué es la cábala para Borges?

La leyenda del Golem es de la cábala, una criatura que se crea a partir del barro y de la pronunciación de las cuatro letras del nombre de dios. En la frente del Golem está escrito verdad en hebreo “Emeth”, que sacándole una letra se convierte en “Met” que significa muerte. El hecho de la vida ligada con la letra le encandila.

El poema es su favorito, tanto que expresa que “quisiera ser recordado por el Golem, Límites y El poema de los dones”. En sus relatos aparece el engendramiento y la paternidad que se relaciona con las ruinas circulares, un hombre que sueña con una criatura dentro de otra y así al infinito. Una inserción dentro de otra, ya que para él “la historia universal es un texto en el que permanentemente nos escriben”, el tema del infinito y el tiempo eran temas que le interesaban.

¿Cómo era Borges como persona y de qué manera influye su personalidad en los relatos?

Retomando a Pezzoni era un transgresor que negaba las estructuras y las instituciones, las dificultades para leerlo se relacionan con la mezcla de géneros. Un poema como Lo perdido termina siendo un ensayo sobre las elecciones de la vida. No hay fronteras entre los géneros, subvierte las normas y da vuelta las reglas establecidas.

Es un autor que, a los 26 años, en “El tamaño de mi esperanza”,  declaró que uno de sus objetivos era fundar una literatura fantástica criolla. Exploró sobre la eternidad en relatos como “El Zahir” donde aparecen elementos de la mística sufí, como los 99 nombres de Dios: genera una fusión entre elementos místicos del budismo, del sufismo y de la cábala,  pero desde la literatura y no desde un punto de vista teológico o místico, reitero. La teología y la mística  le interesan en la medida en que son artefactos de lectura del mundo.

¿Qué constituye al universo borgeano?

El universo de Borges en metáfora es como si fuera la Torá, el antiguo testamento. Era un excelente crítico que se consideraba a sí mismo un gran lector. Y su fascinación por la cábala se relaciona con una tradición de hermenéutica, de interpretación de la Torá, ya que cada uno de los cabalistas interpreta a partir de una visión anterior, y todo se suma en glosas. De la misma manera cuando leemos a Borges reinterpretamos como los cabalistas con la Torá, él adoraba la hermenéutica desde una perspectiva lúdica, de juego. El Aleph es la matriz de un objeto maravilloso, hay muchos Aleph, él juega con los lectores.  Es un autor que plantea el erotismo de la pelea, descubierto por Freud, en Evaristo Carriego plantea que este aspecto, “Pelear es una fiesta”.

Su universo está repleto de laberintos, espejos, tigres, el color amarillo, la ceguera también desde el elogio de la sombra.

¿Cuál es su crítica al concepto de obras completas?

No existen las obras completas de Borges, aparecieron diferentes escritos en los últimos tiempos, dentro de sus relatos recorre laberintos y también en su literatura. El propio autor en 1974 cuando la editorial Emecé le propone publicar sus obras, plantea este aspecto. Sus primeros ensayos fueron reeditados por María Kodama cuando murió porque él no lo permitió mientras vivía.

¿Quiénes eran los maestros del autor?

Borges dice que sus mayores maestros eran su propio padre Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo y Rafael Cansinos Assens, un poeta judío de Andalucía con el que entabló amistad en Europa. También su maestro es Evaristo Cariego, un personaje de su invención, lo enaltece para considerarse su hijo y crearse un linaje mítico de un poeta de los arrabales, aparte de ser un poeta del infinito, de los laberintos.

Borges expresó frases malvadas hacia Ernesto Sabato, es justamente todo lo contrario a él.

Es un escritor de la periferia que se pone en el centro del tablero internacional de las letras. El Aleph está en un sótano en Constitución este es un ejemplo. Calvino expresa que Borges inventó una categoría narrativa "El cuento borgeano".

¿Cómo era su relación con Sabato, Lugones y otros autores?

Borges expresó frases malvadas hacia Ernesto Sabato, es justamente todo lo contrario a él, en sus libros tiene historias de amor, sexualidad, conflictos familiares y grandes temas de la vida inexistentes en sus escritos. Estuvieron peleados pero se reconciliaron después de años. 

En relación a Lugones, tiene una relación amor odio con él, y  con Neruda consciente o inconsciente llevaba una rivalidad porque cuando era jóvenes quería ser como Walt Whitman un poeta norteamericano, era oceánico caudaloso y lleno de vitalidad, contrario a Jorge Luis. Su objetivo era imitarlo pero Borges es un escritor del pensamiento que le faltaba esa vitalidad de vivir. Los escritores escriben porque entienden al mundo o porque no lo entienden, son los motores de la escritura y en esta última categoría está Borges.

A Borges le interesaron los temas sociales cuando vivía en Ginebra

¿De qué se trata la rivalidad entre el grupo Boedo y Florida?

Borges se burlaba de la dicotomía de los grupos de Boedo y Florida, él abominaba de las escuelitas y se burlaba de los franceses con sus corrientes. Boedo era la literatura comprometida con la lucha social y la defensa del oprimido, mientras que Florida era un grupo de escritores de cierta élite.

A Borges le interesaron los temas sociales cuando vivía en Ginebra, escribió un libro, Los Salmos Rojos, que después destruyó. Los Naipes del Tabur y Los Salmos Rojos. Destruye los poemas en los que le cantaba a la Revolución Rusa. 

¿Cuál es su relación con el peronismo? ¿Por qué fue tan criticado en relación con la política?

En el caso del peronismo, es una cuestión de clase y una herencia ideológica antiperonista. Muchos creen que Borges era de una familia rica pero es erróneo, era de clase media en una época en que la moneda argentina era fuerte, por eso vivieron en Europa durante casi siete años, pero era diferente a la realidad de Bioy Casares. Él siempre fue un hombre conservador salvo en su juventud, no aparece ni el futbol, ni el mate y otras cuestiones populares que sí aparecen en Soriano, su antítesis.

En relación a la política, aspecto por el que fue criticado arduamente, escribió "Deutsches Requiem", un cuento cuyo narrador es un torturador de un campo de concentración y de una condena, no era indiferente, de la misma manera durante la Segunda Guerra Mundial estaba del lado de los aliados.

Al final de su vida tuvo declaraciones desafortunadas respecto a la dictadura que considero que es porque estaba desinformado, cuando asiste en 1985 al juicio oral contra los dictadores, reconoce su ignorancia y escribió un texto llamado 22 de julio de 1985 sobre los horrores del golpe militar.

Por último, ¿por qué se obsesiona con el caos y el orden?

Retoma al budismo con sus categorías de tiempo: “en el caso del budismo, se supone que cada vida está determinada por el karma tejido por el alma en su vida anterior. Pero, con eso nos vemos obligados a creer en un tiempo infinito: ya que si cada vida presupone una vida anterior, esa vida anterior presupone otra vida anterior, y así infinitamente. Es decir, no habría una primera vida, ni tampoco habría un primer instante del tiempo”. También conceptos de Kant sobre la infinitud del tiempo.

Borges en sus epígrafes juega con los datos que están incompletos muchas veces citados en la lengua original como latín o inglés. Su objetivo es que su lector explore el caos e interprete según su punto de vista, su orden. Estos elementos están presentes en sus libros, por eso es considerado un autor complejo, cuando leas a Borges, te abre la puerta de un mundo de conocimiento.