domingo 19 de mayo de 2024
spot_img

En política internacional, las relaciones personales importan

Hace unas semanas, la Fundación Felipe González desclasificó miles de documentos en forma de correspondencia intercambiada entre 1974 y 1996 del ex presidente del gobierno español con otros mandatarios, políticos y ciudadanos. Para los historiadores es una muy buena noticia. Ahora llega el tiempo de leerlas atentamente, analizarlas y escribir sobre ellas.

Esto es parte de una saludable práctica de los políticos europeos de aquellos años, y archivos de estas características son muy comunes en los diversos países del viejo continente. Por supuesto que esto tiene que ver con una característica de aquella época, la persistencia de la correspondencia como herramienta de comunicación personal, a lo que se debe agregar, que había políticos que escribían y leían como una práctica asociada al desarrollo de su propia carrera.

Pero también tiene que ver con un criterio sobre la transparencia de la información y la formalidad y estabilidad de sus organizaciones, no solo gubernamentales. La gran mayoría de ellas guarda importantes archivos con copias de la correspondencia enviada y recibida. Por eso también es posible reconstruir una parte de la historia política de otros continentes que, por inestabilidades, violencia o sencillamente, por no considerarlo importante, no han preservado esa información que hoy, mucho tiempo después de producida, cobra mayor importancia.

Parece obvio agregar que aún no existían los avances tecnológicos actuales. Para los historiadores del futuro será más difícil y planteará nuevos dilemas acceder a este tipo de información, en muchos casos informal, que hoy abandonó el papel y la tinta y toma cuerpo en aplicaciones para los móviles, emails, redes sociales etc.

Finalmente, los pequeños adelantos de los documentos desclasificados vienen a reafirmar algunas cuestiones ya conocidas. En la política internacional (y esto se observa mucho más en América Latina) las relaciones personales importan, a veces, tanto como las institucionales formales. Estudios históricos demuestran que frente a una visión que divide la política en héroes o traidores, o muestra un mundo de ideologías cerradas y radicalizaciones, la política de los años 70 y 80 (sobre todo en izquierda) estuvo repleta de matices, ambigüedades, e incluso, contradicciones.

El tipo de vínculo personal entablado entre los líderes y dirigentes políticos muchas veces marcó el rumbo de los acontecimientos más que los dogmas imperantes en la época o la visión maniquea que, posteriormente, se produjo sobre ellos.

Publicado en Clarín el 29 de julio de 2019.

Link https://www.clarin.com/opinion/politica-internacional-relaciones-personales-importan_0_LFe1CCmUa.html

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular

Alejandro Garvie

La batalla del proteccionismo

Rodolfo Terragno

Contra la inmigración y el aborto