domingo 26 de mayo de 2024
spot_img

La inflación es un fenómeno monetario, ¿siempre?

La semana empezó con el dólar despertandose de la siesta y el dato de inflacion de junio, que confirmo que los precios desaceleran, pero que a pesar del apretón monetario persiste una inflación nucleo del 2,7% con alimentos y bebidas corriendo al 2,6%. Esta inercia es responsable de que muchos se pregunten hasta que punto es cierto que sin emisión monetaria no hay inflación.

En el cenit del debate, el jueves por la noche el ex ministro de Economía, Axel Kicillof quedó en off side en Polémica en el Bar, cuando Virginia Gallardo le preguntó si podía ser que hubiera dicho que la inflacion no era un fenómeno monetario, a lo que el economista respondió “es que no lo es”.

De sobrepique, la modelo empalmó “pero entonces tengo una propuesta para hacerle; por qué no elimina todos los impuestos y financiamos el gasto público con emisión monetaria”.

Tanto la pregunta como la ironica propuesta olían a Milei y Gallardo lo confirmó en la mañana siguente, por Radio Mitre, donde contó que tomaba clases con el famoso liberal.

El problema de Kicillof no fue de economía, sino de timming televisivo. Unas semanas antes, un jóven le había hecho la misma pregunta por la calle y después subió a las redes sociales el video en el que Axel explicaba que obviamente la inflación se expresaba de manera monetaria, pero que sus causas no estaban en un desequilibrio monetario.

Confieso que siempre me llamó la atención la necedad de Marcó del Pont primero y de Kicillof despues, pasando por algunos otros pseudo heterodoxos que sostienen que la emisión no causa inflación, porque el propio Julio Olivera, padre de las teorías no monetarias de la inflación, reconocía que si existía un exceso de medios de pago en relación a los bienes, eso produciría ineluctablemente “una ola de inflacion monetaria”

Sí, puede haber inflación aunque no haya emisión, como lo atestigua el 35% de inflación acumulada desde que se terminó la fabricación de billetes sin respaldo, en octubre del año pasado.

Sí, la emisión causa inflación.

Responder que no a alguna de esas dos preguntas implica desconocer la teoría económica, vivir de espaldas a los datos, o ambas cosas.


Fenómeno monetario

La inflación es un fenómeno monetario por definición, por que se refiere al aumento de los precios expresados en una moneda y porque tautológicamente, decir que el promedio de los precios de los bienes expresados en esa moneda aumenta, equivale a decir que el precio del dinero expresado en bienes, cae.

¿Podría existir inflación en una economía de trueque? Si ponemos como denominador cualquier otro bien, como por ejemplo el trigo y expresamos todos los precios relativos en kilos de trigo, obviamente la respuesta es que sí, claro que puede haber inflacion del resto de los precios expresados en trigo; eso es exactamente lo que ocurriría si por un shock tecnológico la cosecha de trigo creciera todos los años por encima de lo que aumenta la capacidad de producir otros bienes. Claro, si dejamos de utlizar un bien como denominador comun de los precios, desaparece el efecto,pero lo mismo sucede en una economía monetaria si incluimos en la cuenta al precio del dinero en relacion a cada uno de los bienes.


Fenómeno no monetario

Pero si jugamos con otro ejemplo de una economía de trueque podremos ver por qué puede haber aumentos generalizados incluso en una economía sin dinero, aunque claro está, no podrá ser un fenomeno sostenible en el tiempo. De allí que la definición tecnica que aprendemos en la facultad nos diga que la inflación es: “un aumento generalizado y sostenido en los precios”

Imaginemos una economía que solo produce pan y queso, en la que se cambian 4 kilos de flautitas por 1 de fontina. Supongamos que la cosecha de trigo es mala y que al mismo tiempo un virus mata a la mitad de las vacas lecheras, reduciendo la producción de quesos. Si esto es conocido por todos, no pasará nada, porque las condiciones son adversas para ambos y por lo tanto es tan dificil producir una cosa como la otra, pero si los productores viven en aldeas separadas y confluyen en el mercado, los productores de queso pediran 8 kilos de pan por cada horma de un kilo del producto lacteo, mientras que los panaderos pediran 2 kilos de fontina por sus 4 kilos de flautitas. Como es lógico, no habrá intercambios en ese mercado a esos precios, pero en la medición del indice de precios de ese día, habrá inflacion porque ambos precios pretendidos se duplicaron.

Aunque el ejemplo pueda parecer forzado, esta es la clave del problema, porque está claro que en el equilibrio no pueden aumentar todos los precios a la vez (no puede venderse el pan al doble de precio y al mismo tiempo a la mitad), pero nadie garantiza que el equilibrio se produzca de manera instantanea y muchas veces en las economías hay shocks que hacen subir un conjunto de precios significativos (las tarifas, o los dolarizados, por ejemplo), sin que el resto de los precios bajen. Cuando eso ocurre, muchas transacciones no se hacen y la economía en vez de ajustar por precio, lo hace por cantidad, generando una recesión brutal, salvo que exista un aumento de la cantidad de dinero lo suficientemente grande, como para que la inflación permita que los precios de los bienes que tienen que bajar, lo hagan en terminos reales, aunque se mantengan sin cambios en lo nominal.

Esto es exactamente lo que está pasando en nuestro país. La inflación tarda en bajar, aun a pesar que no hay mas emisión monetaria, porque  toda la gente que forma precios, sigue haciendo como si todavia estuviera en un contexto de inflación monetaria. Y por supuesto, como así lo hacen, se produce un fenómeno de profecía autocumplida. Pero además, porque la recesión y la caida de la demada de dinero con motivo especulativo (la preferencia por tener pesos) hace que, aunque no exista un aumento en la cantidad de dinero de la economía, sigan sobrando pesos.

Por eso es tan importante que según los datos de actividad de Ferreres y Asociados, la economía haya pegado la vuelta y esté empezando a crecer, del mismo modo que resulta fundamental el combo de estabilidad cambiaria y tasa real alta, porque ambas cosas sostienen la demanda de pesos.

La verdad es que el episodio de Kicillof en Polémica en el bar vino muy bien, para saldar de una vez por todas un debate en Argentina y desacreditar a los terraplanistas que siguen sosteniendo que se puede emitir sin consecuencias, que de acuerdo a la ultima encuesta que hicimos en Twitter, por suerte son una infima minoría.

Pubicado en Clase Media, el Newsletter de Martín Tetaz, el 22 de julio de 2019.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Agustín Campero

Así como está, la “Ley Bases” es inconveniente para la ciencia y el desarrollo tecnológico

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal