domingo 26 de mayo de 2024
spot_img

Diputados aprobó la Ley Ómnibus y la discutirá en particular desde el próximo martes

La Cámara de Diputados aprobó en general por 144 votos por la afirmativa, 109 por la negativa y sin que se registraran abstenciones, el proyecto de la llamada ‘Ley Ómnibus’ reclamado por el gobierno de Javier Mlei que aparece resignando del texto original de la iniciativa varios capítulos ante la fuerte presión ejercida básicamente por el bloque del radicalismo y otras bancadas para materializar su apoyo a la hora de esta votación.

La Cámara de Diputados aprobó este viernes en general por 144 votos por la afirmativa, 109 por la negativa y sin abstenciones el proyecto de la llamada ‘Ley Ómnibus’, cuya sanción reclama el gobierno de Javier Milei, luego que el bloque de la Libertad Avanza logró sumar a su ‘propia tropa’ de legisladores y también, no sin hacer concesiones respecto de la propuesta inicial, el apoyo de la UCR, del PRO, de ‘Hacemos Coalición Federal’, ‘Innovación Federal’ y otros bloques con lo que el oficialismo pudo quebrar al kirchnerismo y la izquierda que se pronunciaron en contra de la iniciativa.

Tras la votación en general, el Presidente de la Cámara baja, Martín Menem, dio por aprobada la moción del titular de la bancada de La Libertad Avanza, Oscar Zago, para pasar a un cuarto intermedio hasta el martes próximo para iniciar la discusión en particular por lo que los diputados volverán a sesionar la semana próxima –la cita será el martes a las 14  para encarar lo que, se espera, será una electrizante discusión en la que quedarían formalizados los cambios que el gobierno anunció introdujo al texto original tras aceptar las modificaciones exigidas, para acompañar la iniciativa del oficialismo, por radicales, el PRO y otras bancadas.

A lo largo de la maratónica sesión de tres días de sesión quedaron claramente patentizadas las posturas de los ´libertarios’ en defensa del proyecto que Milei envío al Congreso y, a la vez, las de los boques opositores como la UCR, el PRO y ‘Hacemos Coalición Cívica- que mostraron disposición para el diálogo con el oficialismo a fin de que retirara del texto original –lo que en rigor se aguarda sucederá formalmente en la discusión en particular- un sinfín de capítulos y artículos- para mejorar el proyecto e insuflarle una cuota de sensatez y equilibrio en las medidas que se disponen en este plexo normativo.

En ese marco, quedó en evidencia la presión ejercida por los radicales para lograr que el PEN modifique algunos y retire otros artículos del proyecto, también conocido como ‘Ley Bases’ en los discursos pronunciados por los diputados de la UCR, en una postura a la que se plegaron con el correr delos días las otras bancadas bautizadas como ‘dialoguistas’ y, por el contrario, la decisión irreductible del tándem conformado por el kirchnerismo y la izquierda.

Tras las intervenciones ‘individuales’, fue el momento de los discursos de cierre del debate en general. Primero habló el diputado Carlos Fernández (Innovación Federal) y luego la presidenta de ese bloque, Pamela Calletti. Luego fue el turno de Miguel Pichetto por ‘Hacemos Coalición Federal’, a quien le siguió el del jefe de la bancada radical, Rodrigo de Loredo, quien, en el transcurso de su discurso, expresó que pese a los “insultos” y “agravios” que ha recibido el radicalismo desde La Libertad Avanza y el propio Presidente, Milei, “nosotros no le reclamamos que nos pida disculpas” y que actuamos de la manera en que actúa la UCR: “Debemos de proveerle todas las herramientas mínimas justas y necesarias, sensatas y razonables, para que puedan llevar adelante su gobierno custodiando, desde nuestra parte como lo hemos hecho durante un mes al día de hoy (en alusión al tiempo que llevó el tratamiento de proyecto) los temas que pongan en riesgo la salud republicana de la Argentina”. Posteriormente, hablaron Cristian Ritondo (PRO), Germán Martínez (Unión Por la Patria) y por último lo hizo el titular de la bancada de ‘La Libertad Avanza’, Oscar Zago

Cuando se entre de lleno en la discusión en particular, artículo por artículo, se espera que en la iniciativa se plasmen los cambios que ha dejado trascender el gobierno a parir de las sucesivas modificaciones que la propia administración ‘líbertaria’ introdujo al hacer las concesiones a las demandas planteadas desde de la UCR y otros bloques bautizados como ‘dialoguistas’ que, a la vez de dejar en claro su predisposición a colaborar para mejorar la iniciativa, pondrán atención en cuestiones que juzgan relevantes, entre ellas, la ‘delegación de facultades’ con las que pretende contar el PEN –el oficialismo accedería a retroceder de 4 a 1 prorrogable a otros más con autorización mediante del Congreso- el capítulo referido a las privatizaciones de empresas públicas en las que persisten diferencias aunque La Libertad Avanza –por instrucciones del Jefe de Estado- retiraría varias de esas compañías estatales, como el caso de YPF, ARSAT y Nucleoeléctrica así como el Banco Nación- de la nómina que había incluido al girar el proyecto al Congreso y que presentó bajo el pomposo título ‘Bases y Puntos de partida para la Libertad de los argentinos’.

Este viernes, tras el nuevo cuarto intermedio que se abrió anoche del jueves, la Cámara baja reinició la sesión, en el tercer día de deliberaciones con las intervenciones de legisladores –aún estaban anotados antes del receso un grupo de diputados para hacer sus discursos- tras lo sobrevino la votación en general en la que el oficialismo logró aprobar el proyecto merced al apoyo vital de radicales, el bloque del macrismo y otras bancadas que sumados derrotaron el tándem de los kirchneristas y los trotskistas.

Si bien ayer, en plena sesión, el oficialismo formalizó el retiro de más de un centenar de los artículos del proyecto de ley que surgió como ‘dictamen de mayoría’ del plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda; Asuntos Constitucionales y de Legislación General aún existen varios artículos relevantes de la iniciativa que siguen generando controversias entre el oficialismo y los bloques ‘dialoguistas’ –UCR, PRO, ‘Hacemos Coalición Cívica’- como el que se refiere a las Delegaciones de Facultades del Congreso al Poder Ejecutivo.

Al respecto el texto original fijaba el plazo de esas facultades a cuatro años y el gobierno lo redujo a dos y con autorización del Congreso, pero, con todo, el arco opositor predispuesto a la negociación insiste en que ese lapso se ubique en un año y también bajo la potestad para concederlo por parte del Poder Legislativo. Otra de las diferencias se plantea alrededor del llamado impuesto ‘PAÍS’ en cuanto a que el Ejecutivo resiste la postura de los gobernadores que reclaman sea coparticipable y entonces allí se abre una cuota de incertidumbre respecto del curso que tendrá la sesión cuando se discuta en particular.

Los diputados volverán a sus bancas el martes y se espera un debate extenuante, de tensión y expectativa de cara a cómo quedará el texto del proyecto de Ley presentado por el gobierno como ‘Bases y Puntos de partida para la libertad de los argentinos’, la primera iniciativa que la administración Milei somete a consideración del Congreso desde su asunción.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Agustín Campero

Así como está, la “Ley Bases” es inconveniente para la ciencia y el desarrollo tecnológico

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal