jueves 30 de mayo de 2024
spot_img

Francos admite que la reforma política no tiene consenso

El ministro del Interior, Guillermo Francos, defendió hoy la reforma electoral que plantea en la ley ómnibus el gobierno de Javier Milei, aunque admitió que no tiene consenso entre el grupo mayoritario de la oposición.
“Percibo que hay un apoyo muy grande al proyecto, soy un intuitivo”, dijo irónico Francos al iniciar el debate, luego de escuchar las críticas que la oposición lanzó a coro sobre el financiamiento, la uninominalidad y la oportunidad de avanzar con la reforma en extraordinarias.
Sobre el momento de abordar el tema, el ministro sostuvo que “puede ser” que no sea oportuno, pero “la situación económica hace que el pueblo argentino espere gesto de la política”.
El funcionario se refirió también a las críticas sobre que liberar el tope del financiamiento a los partidos políticos de parte de privados podría derivar en que lleguen recursos del narcotráfico o el delito.
“No tocamos nada, tiene exactamente las mismas limitaciones, el riesgo de que sectores del narcotráfico, de las asociaciones criminales aporten a una campaña electoral es el mismo en el sistema anterior, que en el actual. No hay cambios, lo único que hicimos fue eliminar el tope”, aclaró Francos.
Y subrayó: “Todos conocemos cómo es el financiamiento de la política, porque una parte que se declara y después hay otra parte que nadie sabe. Pero uno sabe cuando ve gastos de campaña que o son recursos públicos o son recursos que surgen de algún otros lado”.
“Todos somos conscientes y sabemos que la política no es todo lo transparente que debe ser y es una responsabilidad de todos nosotros de controlarlo y de cambiarlo”, expresó el funcionario nacional.
“El hecho de eliminar topes no implica un cambio más que sincerar lo que pasa en la realidad, que hay fondos que vienen de una forma y otros que vienen de otro, transparentemos la realidad”, enfatizó.
Luego de contestar las preguntas de diputados de todos los bloques, Francos expresó: “Me llevo todas las inquietudes que se plantearon. Tenemos que discutir entre lo necesario y lo oportuno, y ver cuáles son los aspectos de la ley en los que podemos avanzar, si es que no conseguimos apoyo en los distintos ámbitos”.
Esa frase quedó resonando entre los diputados de la oposición y tomaron con suspicacia la poca resistencia que puso el oficialismo a sostener la reforma electoral, algo que intentarán usar como pieza de negociación en el resto de los temas que contiene la ley de bases.
Antes de iniciar el debate en el Congreso, Francos publicó un hilo de tuits en X: “Proponemos modificaciones en el sistema político argentino para generar un proceso de transformación y de cambio en la vinculación de la política con el pueblo. Con esta reforma, queremos simplificar los calendarios electorales y trasladarle a los partidos la tarea de organizar y financiar sus internas”.
El ministro del Interior señaló que “en estos últimos 12 años las PASO implicaron un enorme gasto para el Estado”.
“Solamente en 2023 se gastaron $11 mil millones entre aportes de campaña y boletas electorales para 15 agrupaciones políticas, 10 de las cuales no pasaron el piso previsto por la Ley”, indicó Francos.
“Hoy tenemos 791 partidos políticos con capacidad de participar en elecciones nacionales. Tenemos que dar la discusión sobre el sentido para la política argentina de tener tantas agrupaciones, que no aportan al funcionamiento del sistema democrático”, agregó.

Cruces con Del Caño y Santoro

El ministro del Interior mantuvo una alocución tranquila y hasta despertó risas y aplausos cuando ironizó sobre el gran consenso que tenía la norma.
Sin embargo, tuvo dos momentos de tensión, un con el diputado del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y otro más álgido con el referente de Unión por la Patria, Leandro Santoro.
A Del Caño Francos lo cruzó porque considerar que “no representa a todos los trabajadores” porque es parte de un espacio minoritario y no podría arrogarse la representación de todos.
“Usted no es representante de la clase trabajadora porque los votos que usted tiene no comprende a todos los trabajadores de la Argentina. A veces nos atribuimos representaciones que no tenemos.
Usted no tiene 14 millones de votos, el día que los tenga será presidente de la nación”, resaltó el funcionario.
El legislador de la izquierda aseguró que él no había dicho eso y su compañera Myriam Bregman le recordó a Francos que La Libertad Avanza es “un bloque minoritario” en la Cámara baja.
Poco antes de retirarse de la Cámara, tras más de cuatro horas en el plenario, se produjo el cruce con Santoro, que lo acusó de abandonar la comisión para “irse a comer”.
Francos había anticipado que 13.30 tenía que retirarse, aunque todavía quedaban varios oradores.
“No se por qué se enoja tanto”, le dijo el ministro del Interior a Santoro antes de retirarse, a lo que el porteño respondió enojado: “Porque usted se va a comer, usted se está yendo a comer y ustedes presentaron un proyecto de 1000 artículos y no es ´me voy porque llegué a las 9 de la mañana´, porque yo también llegué a las 9”.
Sin volver a contestarle, el funcionario se retiró del plenario de comisiones.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Einstoss

Sobre la falta de gas: no fue frío, fue impericia

Jesús Rodríguez

Una necesidad imperiosa: la sólida infraestructura institucional

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal