miércoles 22 de mayo de 2024
spot_img

Los argentinos y el mundo, una perspectiva

Un reciente estudio de opinión, en el marco del Argentina Proyect[1], titulado “La percepción de los argentinos en relación al orden mundial, la política exterior y los problemas globales”, indaga sobre la percepción local con respecto a las potencias mundiales, la imagen del presidente Donald Trump – próximo a visitar el país con motivo de la Cumbre del G20 – y las líneas de política internacional en las que la Argentina debería trabajar y la imagen de Donald Trump.

La investigación muestra la consideración de los argentinos respecto de las potencias líderes. El ranking elaborado a partir de las respuestas lo encabeza cómodamente EE.UU. con el 77 por ciento; el segundo lugar está disputado por China y Rusia, aunque el gigante asiático muestra una ligera ventaja. El cuarto lugar se encuentra también en cerrada disputa, en este caso entre Alemania y Japón. El top 10 de mayores potencias los completan cuatro países europeos y uno latinoamericano en el siguiente orden: 6ª Inglaterra (9 por ciento), 7ª España (6 por ciento), 8ª Francia (4 por ciento), 9ª Brasil (4 por ciento) y 10ª Suiza (2 por ciento).

Consultados acerca de una prospectiva a diez años vista, la opinión no varía respecto de este ranking, la curiosa diferencia está en el décimo lugar en el que Suiza es reemplazado por nuestro país, en un extraño alarde de optimismo.

Los argentinos evalúan positivamente a las principales potencias del globo. Entre los cuatro primeros del ranking, China es quien consigue el mayor porcentaje de valoraciones positivas: cuatro de cada cinco argentinos tienen una imagen favorable del gigante asiático. Rusia, le sigue de cerca. También los países de la Unión Europea cosechan entre los argentinos una evaluación ampliamente favorable que alcanza el 77 por ciento.

Estados Unidos, que registra la peor imagen del grupo evaluado, tiene de todos modos una buena imagen global, con una aprobación del 67 por ciento y un rechazo del 31 por ciento.

En este punto, la investigación muestra otro detalle interesante. Mientras que los simpatizantes del gobierno de Mauricio Macri evalúan homogéneamente a la Unión Europea (85 por ciento), China (82 por ciento), Rusia (80 por ciento) y EEUU (80 por ciento); los opositores manifiestan un comportamiento diferenciado, un componente “antiimperialista”: por un lado apoyan decididamente a gobiernos con fuerte sesgo autoritario como China y Rusia, que recogen amplias evaluaciones positivas, mientras que la Unión Europea y, particularmente, Estados Unidos reciben calificaciones significativamente inferiores.

La percepción recogida respecto del presidente Donald Trump, tiene un sesgo similar. Un 64 por ciento de los argentinos tiene una imagen mala o muy mala del presidente norteamericano, mientras que un 28 por ciento lo evalúa bien o muy bien. El mandatario estadounidense tiene su mejor imagen entre los ciudadanos con instrucción primaria, los residentes del Gran Buenos Aires y el electorado que apoya a Mauricio Macri (35 por ciento en los tres casos). Por su parte, los mayores niveles de rechazo corresponden a los jóvenes de 18 a 29 años (70 por ciento), las personas con instrucción secundaria o terciarias (70 y 71 por ciento, respectivamente), los residentes de la capital (69 por ciento) y aquellos que desaprueban la gestión del presidente Macri (69 por ciento).

En cuanto al rumbo de la política exterior argentina, el estudio muestra que los argentinos se encuentran divididos en torno a cuál debería ser su eje rector. En proporciones similares los encuestados destacan el aspecto comercial, la temática de la seguridad y la cuestión de los valores. En este sentido, uno de cada tres argentinos cree que el gobierno nacional debería elegir a sus aliados internacionales en base a las ventajas comerciales que obtenga nuestro país.

Una proporción ligeramente inferior cree, sin embargo, que la seguridad nacional debe ser el criterio rector a la hora se sellar alianzas estratégicas con otros países. Por otro lado, uno de cada cuatro argentinos se inclina por priorizar aquellos aliados internacionales que compartan los valores de Argentina.

Finalmente, una minoría de los encuestados (7 por ciento) subraya la cercanía geográfica como eje principal de nuestra política exterior.

Al analizar los resultados según distintos segmentos sociodemográficos se observan algunas diferencias significativas. Por caso, los hombres y aquellos con instrucción superior priorizan particularmente las ventajas comerciales, mientras que las mujeres y aquellos con instrucción primaria hacen hincapié en la seguridad nacional.

[1] ARGENTINA PULSE #1 Poliarquia-Wilson Center Survey, Agosto 2018.

 

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Alejandro Garvie

Tres días de furia en Oriente Medio

Julián Álvarez Sansone

Discutir el transporte y la capacidad estatal

Fernando Pedrosa

Eurovisión 2024, entre la impostura y la cultura popular