menu
Política 13 05 2022

Tensión en el PRO de la provincia de Buenos Aires: Renunció Grindetti










La tensión al interior de Juntos por el Cambio no cesa y ésta vez, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, decidió dar un paso al costado y dejar la mesa provincial del PRO.
El problema son las constantes disociaciones entre la gestión, encarnada por los intendentes que son quienes llevan adelante el trabajo en la provincia, y los funcionarios encargados de debatir y discutir la línea política de la fuerza.
La gota que rebalsó el vaso de una turbulenta relación con el macrismo nacional fue la decisión del sector de desestimar las negociaciones encarnadas por Grindetti con el oficialismo en la Legislatura bonaerense en torno a la nueva reforma de la Caja de jubilaciones del Banco Provincia, tras los recortes impulsados por María Eugenia Vidal durante su mandato.
Con el respaldo de un sector de intendentes "amarillos" que buscan mayor protagonismo y que reclaman poder de decisión, Grindetti fue el encargado de consensuar junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof -con quien mantiene una muy buena relación- un proyecto para introducir cambios en la ley que regula las jubilaciones de la entidad bancaria a modo de anticipo ante una eventual inconstitucionalidad.
A pesar de los detalles, el ex presidente Mauricio Macri en consonancia con Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich le bajaron el pulgar a la gestión, lo que llevó al intendente de Lanús a dar un paso al costado.
Lo hizo sin golpear puertas ni elevar la voz, y con el respaldo de un cúmulo de alcaldes del PRO. El funcionario sabe que se trata de una acción que no tiene nada de positiva, y no cierra las puertas a un diálogo a futuro, pero es la salida que encontró ante la constante desestimación de temas presentados.
En la reconfiguración de autoridades del PRO, y en perspectivas del 2023, con la UCR y la CC abriéndose paso, Macri parece haber recuperado liderazgo y sus decisiones comienzan a despertar la preocupación de varios intendentes.
Esto quedó demostrado tras la presentación del partido "Hacemos Juntos", impulsada por Julio Garro (La Plata), Grindetti y otros dieciséis alcaldes con la idea de ampliar las bases de representación.
"Es momento de ampliar nuestra base electoral, sumar vecinos comprometidos que hayan militado y crecido acá, necesitamos dirigentes que no busquen poder sino que dediquen su tiempo y aporten ideas nuevas", señaló el intendente de Lanús en el acto de lanzamiento del espacio.

El futuro de Grindetti
Tras dos gestiones frente a la intendencia de Lanús, el ex jefe de campaña de Diego Santilli quiere más. Con la premisa de que el candidato a gobernador de la provincia debe ser uno de los acaldes, quienes "ponen la cara" y conocen la zona, Grindetti tiene ganas y se ve con las herramientas para ocupar los despachos que hoy le pertenecen a Kicillof.
Así se mueve también, con presencia en la provincia y a sabiendas de su peso en el armado político de Juntos por el Cambio, aspira a la gobernación, aunque llegado el caso, está dispuesto a dialogar su participación de cara a 2023. Pero algo tiene en claro, no volverá a ser candidato a intendente.
Con las aguas agitadas en Juntos por el Cambio, el armado de las listas parece una tarea compleja (NA).