menu
Internacionales 19 11 2020

Suga pide a japoneses extremar la precaución ante nuevo récord de contagios










El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, pidió este jueves a los ciudadanos extremar el cuidado ante el nuevo récord de casos diarios de covid-19 registrado la víspera, y avanzó que se tomarán medidas adicionales para contener los contagios.

Suga afirmó que el país se encuentra en "máxima alerta" ante el repunte de las infecciones, y llamó a los japoneses a llevar mascarilla incluso en ocasiones como estar conversando durante una cena en un restaurante, en declaraciones a los medios.

El jefe del Gobierno también señaló que ha pedido al ministro a cargo de respuesta contra la pandemia, Yasutoshi Nishimura, tomar medidas adicionales para prevenir la expansión del virus durante la reunión del panel gubernamental que se celebrará entre hoy y el viernes.

Entre estas medidas podría estar la reducción de horarios de bares y restaurantes en las prefecturas más afectadas, señaló Suga, quien añadió que el Gobierno central "ayudará" a las autoridades locales para volver a aplicar unas restricciones que ya estuvieron en vigor durante la pasada primavera.

Según los últimos datos oficiales de contagios diarios correspondientes al miércoles, Japón registró 2.179 nuevos casos, lo que supone las cifra más alta hasta la fecha y confirma la nueva oleada de infecciones que afecta a Tokio y a otras regiones del país.

La región de Tokio, la más afectada por el virus, también registró en la víspera un récord de contagios (493).

De acuerdo con las últimas cifras, en Japón, un país de unos 126 millones de habitantes, se habían contagiado con el SARS-CoV-2 unas 124.000 personas, con 1.947 muertos.

Otra de las zonas más afectadas por la nueva ola es la isla septentrional de Hokkaido, en cuya ciudad más importante, Sapporo, las autoridades han recomendado a los ciudadanos quedarse en casa hasta finales de noviembre salvo para desplazamientos esenciales.

La tercera ola de infecciones sucede a las que tuvieron lugar entre abril y mayo durante la primera fase de expansión de contagios por todo el territorio nipón, y a una segunda registrada en agosto con un número mayor de infectados pero menor en cuanto a fallecimientos.

Japón estuvo bajo restricciones sociales en abril y mayo pasados, como parte del estado de emergencia sanitaria aprobado por el Gobierno, pero la alerta fue levantada el 25 de mayo y desde entonces ha habido una progresiva relajación de las restricciones EFE