menu
Internacionales 22 05 2020

Rusia asegura que acatará todas las normas del Tratado de Cielos Abiertos










Rusia afirmó hoy que tiene la intención de acatar todas las normas y compromisos contemplados por el Tratado de Cielos Abiertos mientras este exista, y espera que el resto de los participantes también lo cumplan.

"El enfoque debe ser pragmático. Mientras el Tratado se mantenga en vigor, tenemos la intención de cumplir con todas las normas y compromisos previstos en el acuerdo", afirmó el viceministro de Exteriores de Rusia, Alexandr Grushkó.

El alto diplomático ruso señaló que Moscú parte de la posición de que el resto de los países suscritos al tratado también cumplirán "de buena fe" sus compromisos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió este jueves retirar a su país del Tratado de Cielos Abiertos, en vigor desde 2002, al señalar que Rusia incumple de modo constante este acuerdo, algo que las autoridades rusas niegan.

Está previsto que Trump comunique su decisión a Rusia este viernes y la retirada se hará efectiva dentro de seis meses, según explicó a Efe este jueves un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato.

El Tratado de Cielos Abiertos, negociado hace casi tres décadas y en vigor desde 2002, permite a los Estados miembros sobrevolar cualquier parte del territorio de otro estado miembro, fotografiando desde el aire, con una resolución máxima de 30 centímetros.

El acuerdo -del que forman parte Estados Unidos, Rusia, Canadá y casi toda la Unión Europea, incluida España- es uno de los esfuerzos de control internacional de armas más amplio jamás realizado con el objetivo de promover la transparencia en las fuerzas y actividades militares.

Precisamente, en el marco de dicho tratado el pasado año un avión de observación OS-135B de EEUU efectúo vuelos de reconocimiento sobre Rusia.

Y en agosto de 2017, un avión Túpolev Tu-154 ruso realizó un vuelo de observación sobre la Casa Blanca, el Capitolio y el Pentágono en Washington, según informaron entonces los medios internacionales.

EEUU se queja desde hace tiempo de que Rusia impide supervisar desde el aire los ejercicios militares rusos y no permite los vuelos sobre ciudades donde Estados Unidos cree que Rusia tiene armas nucleares que podrían alcanzar Europa.

Según el diario "New York Times", la inteligencia estadounidense cree, además, que Rusia puede estar utilizando sus sobrevuelos de Estados Unidos para identificar infraestructuras clave del país que pueden ser vulnerables a ciberataques.

La retirada de EEUU ensombrece el futuro del único tratado de reducción de armas nucleares existente entre ambas superpotencias, el Nuevo START, que expira en 2021 y, pese a que Rusia ha propuesto renovarlo sin condiciones, Trump no parece dispuesto a prorrogar. (EFE)