menu
Internacionales 24 06 2021

Piñera pide al Congreso otra prórroga del estado de catástrofe por pandemia










El presidente de Chile, Sebastián Piñera, envió al Congrego un oficio para solicitar una nueva prorroga del estado de catástrofe que actualmente rige en el país por la pandemia, medida que permite decretar restricciones de movimiento, cuarentenas y toques de queda.

La declaración del estado de catástrofe por calamidad pública le corresponde al presidente del país, pero debido a que la medida se extiende ya por más de un año desde su primera promulgación necesita la aprobación del Congreso por mayoría simple.

Los parlamentarios se citaron para comenzar a debatir el asunto este jueves y tienen a partir de ahora cinco días para abordar la propuesta. Varios de ellos, tanto de la oposición y del propio oficialismo, han expresado ya sus dudas sobre prorrogar la medida.

La actual declaración de estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública finaliza el próximo 30 de junio, jornada en la que expiran los 90 días por el que fue renovado por última vez.

La medida fue adoptada inicialmente el 18 de marzo de 2020 por un lapso de 90 días, apenas dos semanas después de que se confirmara el primer contagio de covid-19 en el país.

Desde entonces, el estado de catástrofe ha sido prorrogado en cuatro ocasiones, siempre por igual plazo de tiempo, como una medida marco bajo la cual aplica otras restricciones que permitan evitar la circulación del virus, la última el 11 de marzo de este año, siendo esta la primera vez en la que fue necesaria la aprobación del Congreso.

El oficio firmado por Piñera señala textualmente que "a pesar" del "estado avanzado del proceso de vacunación" en el país, "en atención a las nuevas cepas del virus (...) y a que el contexto epidemiológico actual se da en época invernal, resulta relevante poder prorrogar el estado de excepción".

"Esta solicitud se enmarca en seguir cuidando a la gente, por más que los números estén mejorando y las curvas estén a la baja y la vacunación avance a paso firme, la pandemia sigue entre nosotros . Por lo tanto, esta caja de herramientas que se requiere es importante", dijo por su parte a la prensa el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

DUDAS EN OPOSICIÓN Y OFICIALISMO

Desde el bloque oficialista, el presidente de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), Javier Macaya, dijo que no apoyarán la medida si se mantienen las "cuarentenas rígidas, sin libre movilidad para los vacunados" y "sin medidas especiales para las pequeñas y medianas empresas, particularmente el rubro gastronómico".

En ese sentido, dijo estar conversando con el Ministerio del Interior sobre qué alternativas se puede dar, según recogió la emisora local Radio Cooperativa.

Desde la oposición, el diputado del Frente Amplio Miguel Crispi señaló que rechazarán el oficio y presentarán un proyecto para permitir que las ayudas sociales y económicas a ciudadanos y empresas que están condicionadas a que se mantenga el estado de excepción puedan seguir sin esta medida.

Respecto a las objeciones de los parlamentarios, el ministro Delgado dijo que "no se puede aprobar un estado de excepción con requisitos" y que las herramientas que da el estado de excepción "se pueden utilizar de manera diferida o no con la frecuencia con que se estaban utilizando hasta ahora".

"Cómo se van a utilizar, cuándo, dónde o bajo qué circunstancias, siempre eso va a estar ligado a los números de la pandemia y por supuesto, siempre poniendo sobre la mesa la salud de las personas", comentó.

La petición del Gobierno ingresó a las Cámaras en una jornada en la que Chile registró 2.768 nuevos casos de covid-19, unas cifras que no eran tan bajas desde principios del pasado marzo, antes de que surgiera en el país un nuevo pico de la pandemia.

Al tiempo, las autoridades anunciaron que se alcanzó a vacunar al 80 % de la población objetivo (conformada por 15 millones de personas) con al menos una dosis.

Con los datos de este miércoles, el balance total desde el inicio de la pandemia asciende a 1,52 millones de infectados y 31.746 muertos, tras registrarse 56 nuevos decesos. (EFE)