menu
Internacionales 30 07 2020

Mohamed VI avisa a su pueblo que "las consecuencias serán duras" tras covid19










El rey Mohamed VI advirtió hoy a los marroquíes, en su primer discurso desde que empezó la pandemia del coronavirus, que "las consecuencias serán duras", y anunció un plan de extensión de los servicios sociales básicos para atenuar la crisis.

El discurso, pronunciado con ocasión del 21 aniversario de su coronación, suponía además la primera aparición pública del monarca tras su operación de una arritmia el pasado 14 de junio, y en esta ocasión el rey apareció más delgado y pálido de lo habitual, con una voz quebrada con la que se equivocó en varias ocasiones al leer su texto.

Por las restricciones del coronavirus y para evitar las aglomeraciones, el monarca ha anulado este año todas las festividades que se suceden en torno a la fiesta del trono, y el discurso de hoy ha sido prácticamente el único acto de conmemoración de esta fecha, la más importante del calendario político marroquí

Como era de esperar, Mohamed VI dedicó íntegramente su discurso a las consecuencias del coronavirus en su país, que ha logrado mantener a raya la epidemia con un drástico confinamiento que ha durado cuatro meses y que el rey definió como "una combinación de resoluciones difíciles, a veces duras".

Hasta el día de hoy, Marruecos acumula 22.213 contagios, de los que solo han fallecido 334 personas y 17.125 se han curado; sin embargo, los casos están subiendo con el desconfinamiento y en las últimas 24 horas se alcanzó un récord diario de contagios con 826 casos.

El monarca quiso rendir homenaje a todos los que han luchado contra el coronavirus en primera línea: médicos y enfermeros, militares, policías o protección civil, así como los que han trabajado en la producción y distribución de alimentos.

Pero reconoció que la crisis ha puesto de manifiesto "cierto número de insuficiencias, sobre todo en el ámbito social, como la dependencia de varios sectores de los avatares exteriores, el tamaño del sector informal y la débil red de protección social", lo que obliga al país a "redefinir las prioridades y construir un modelo social más inclusivo".

Y así, se comprometió a garantizar en los próximos cinco años "la generalización de la cobertura social para todos los marroquíes", empezando el próximo enero con una extensión del llamado Seguro Médico Obligatorio y las ayudas familiares, para continuar con las jubilaciones y las indemnizaciones por desempleo.

Por lo demás, la Fiesta del Trono ha traído otras noticias que no se esperaban en este momento, como fue la excarcelación por un indulto del monarca de 22 prisioneros rifeños, presos por participar en los movimientos de protesta en su región entre fines de 2016 y la primera mitad de 2017.

Fuentes del Consejo Nacional de Derechos Humanos confirmaron a Efe que entre los 22 indultados hoy se encuentran tres de los líderes del movimiento conocido como Hirak rifeño: Lahbib Al Hanudi, Mohamed al Mayaoui y Rabi al Ablaq, este último protagonista de sonadas huelgas de hambre.

Tras este indulto, y según las mismas fuentes, quedan en las cárceles marroquíes todavía 27 presos rifeños del Hirak, entre ellos su máximo líder, Naser Zefzafi, condenado a veinte años de cárcel, y sus más próximos colaboradores.

La buena noticia del indulto a los presos rifeños se vio ensombrecida por la del encarcelamiento del periodista Omar Radi, al que la Fiscalía va a perseguir por un delito de atentado a la seguridad del Estado, al que se suma ahora otro por una presunta violación sexual. (EFE)