menu
Opinión 14 09 2021

Mi primera campaña electoral


Autor: Quimey Lillo









En 2015 estuve muy cerca de la campaña de Ernesto Sanz y de los radicales que impulsaron en Gualeguaychú la conformación de la coalición que hoy se llama Juntos por el Cambio. Fui una espectadora privilegiada de aquella decisión histórica.

Ayer se confirmó, una vez más, que tomamos el camino correcto.

Juntos por el Cambio es una alternativa electoral exitosa y contundente. Ante la perspectiva de volver a ser gobierno en 2023 lo mejor que podemos hacer es continuar ampliándola, con los mejores dirigentes políticos y sociales, abriéndola a organizaciones de la sociedad civil y creando reglas de funcionamiento interno que nos ayuden a perdurar en el tiempo.

Dentro de las PASO de Juntos por el Cambio, los integrantes de la lista de Adelante Ciudad, militantes y candidatos, trabajamos sin grandes recursos pero con un intangible envidiable: la convicción de que nuestra lista sumaría a hombres y mujeres de excelencia cada uno en sus disciplinas.

Adolfo Rubinstein, un médico sanitarista, con una visión de lo que significa la salud pública en el país y un rol destacadísimo en el histórico debate sobre el aborto en Argentina. Además, escribió y estudia permanentemente una reforma al sistema de salud para volverlo más equitativo.

Mónica Marquina, coordinadora de la Comisión de Educación de la Fundación Alem, pedagoga, una de las primeras voces en el radicalismo en hablar sobre la tragedia educativa y en presentar un plan de regreso a las aulas en agosto de 2020, cuando reinaba el silencio sobre el tema.

Galo Soler Illia, fundador en la Universidad de San Martín de un Instituto de Nanotecnología y tres veces distinguido por la Fundación Konex por sus investigaciones en nanotecnología, instituciones y comunidad.

Y podríamos seguir porque este grupo nos enorgullece. Para los que por primera vez formamos parte de una campaña electoral, como es mi caso, fue una experiencia invalorable de la que salimos cambiados, sin dudas, más comprometidos.

Estoy convencida de que Juntos por el Cambio gana si realmente se ensancha para contener cada vez a más ciudadanos, para que podamos ser una gran coalición de centro que represente y ayude a recrear a una clase media que está ahí.

Ayer, más de 73 mil personas en la Ciudad de Buenos Aires, le dieron su voto a la lista de Adelante Ciudad.

¡Nada mal!