menu
Opinión 11 05 2022

Los Nihuiles: Historia de un reclamo histórico


Autor: María José Sanz









La historia de la provincia de Mendoza está ligada desde siempre al uso del agua. Esto se entiende si tenemos en cuenta que con una superficie aproximada de 150.000 km2 y alrededor de 220 mm de precipitaciones anuales, se debe regular y administrar eficientemente el recurso natural de manera que este pueda satisfacer los requerimientos básicos de las y los mendocinos.

Al sur de nuestra Provincia, nos encontramos con el embalse “El Nihuil”, un lago artificial formado sobre el río Atuel para el regadío, generación, venta y comercialización de electricidad del sistema hidroeléctrico Los Nihuiles.

Sus 9600 hectáreas lo posicionan como el embalse más grande de la provincia de Mendoza. Este complejo hidroeléctrico está formado por un conjunto de presas en cascada sobre el rio Atuel y se compone de un embalse (El Nihuil), un embalse compensador (el Valle Grande) y dos presas intermedias (Aisol y Tierras Blancas). Cuenta con una capacidad instalada de 265 MW, que representa el 0,6% de Argentina.

Complejo hidroeléctrico Nihuil I

La presa El Nihuil, cuya central se denomina Nihuil I.

La población más cercana a la presa es la ciudad de San Rafael y su principal uso es la generación de energía. Su construcción se inicia en 1942 y se termina en 1947, pero recién entra en servicio en el año 1957 bajo el control de Agua y Energía Eléctrica S.E. La presa es de hormigón de eje curvo con una altura sobre lecho del río de 25,00 m y una longitud de 465,00 m, lo que le permite almacenar 263,13 hm3. El caudal medio anual del río es de 35,5 m3/s y se han observado crecidas de hasta 230,00 m3/s. La central posee 4 turbinas Francis con una potencia unitaria total de 18,56 MW y una generación media anual de 365,00 GWh.

Complejo hidroeléctrico Nihuil II

La presa Aisol, cuya central se denomina Nihuil II, inicio su construcción en 1967 y se termina en 1969, pero recién entra en servicio en el año 1968 bajo el control de Agua y Energía Eléctrica S. E. La presa es de hormigón de eje recto con una altura sobre lecho del río de 40,00 m y una longitud de 85,00 m, lo que le permite almacenar 222,28 hm3. El caudal medio anual del río es de 32,00 m3/s y se han observado crecidas de hasta 230,00 m3/s. La central posee 6 turbinas Francis con una potencia instalada de 131,20 MW y una generación media anual de 380,00 GWh.

Complejo hidroeléctrico Nihuil III

La presa Tierra Blancas, cuya central se denomina Nihuil III, inició su construcción en 1969 y se termina en 1969, pero entra en servicio en el año 1977 bajo el control de Agua y Energía Eléctrica S.E. La presa es de hormigón de eje recto con una altura sobre lecho del río de 37,00 m y una longitud de 122,00 m, lo que le permite almacenar 0,80 hm3 .El caudal medio anual del río es de 35,5 m3/s y se han observado crecidas de hasta 545,00 m3/s. La central posee 2 turbinas Francis con una potencia unitaria total de 26,00 MW y una generación media anual de 18,26 GWh.

Complejo hidroeléctrico Nihuil IV

La presa Valle Grande, cuya central se denomina Nihuil IV, inició su construcción en 1958 y se termina en 1975. Comienza su operación bajo el control de la concesionaria Hidronihuil S.A. en el año 1997. La presa es de hormigón de eje recto con una altura sobre lecho del río de 115,00 m y una longitud de 300,00 m, lo que le permite almacenar 150,80 hm3. El caudal medio anual del río es de 35,5 m3/s y se han observado crecidas de hasta 400,00 m3/s. La central posee 1 turbina Kaplan con una potencia unitaria total de 30,00 MW y una generación media anual de 130,00 GWh.

En 1973, La Pampa inicia un reclamo a la Nación solicitando participar de un porcentaje establecido por el artículo 43 de la Ley Nacional de Energía, siguiendo la “Teoría Del Rio”.

El Presidente de facto General Lanusse, hizo lugar a esta solicitud a través del Decreto Número 1560/73, donde se le reconoció a La Pampa el derecho de percepción de la mitad de las regalías, pese a que Mendoza es la dueña de los saltos eléctricos.

Desde ese momento, Mendoza reclama en sede administrativa y judicial por la resolución del conflicto.

  • En el 2003, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en fallos semejantes, avala el criterio distributivo de la fuente, por lo cual desde ese entonces el caso de “Los Nihuiles”, es único en toda la República Argentina, ya que en el resto de las jurisdicciones que tienen embalses que generan la energía, cobran el 100% de sus regalías.
  • Un Dictamen que puso luz sobre el asunto, fue el emitido el 6 de Julio de 2015 por la Procuración del Tesoro de la Nación: donde se establece el derecho de Mendoza a cobrar el 100% de las regalías hídricas, siguiendo el criterio de la fuente, es decir el que ha aplicado el Estado Nacional en todos los demás casos de disputas por regalías hídricas.
  • En defensa de nuestros recursos, todas las fuerzas políticas de la provincia vienen reclamando de diferentes formas lo que nos corresponde, los intereses de Mendoza y los mendocinos.
  • Así lo han entendido diferentes mandatarios de nuestra Provincia como el ex Gobernador Alfredo Cornejo, y el actual Gobernador Rodolfo Suarez, han hecho los correspondientes reclamos a la Nación para que se expida sobre los recursos presentados por Mendoza y disponga la DEROGACION DEL DECRETO 1560/73 Y EL PAGO DEL 100% DE LAS REGALIAS HIDROELECTRICAS.
  • El pasado viernes, se presentó una nueva demanda al Estado Nacional por parte del Fiscal de Estado de la Provincia de Mendoza, junto al Asesor de Gobierno Ricardo Canet para que sea la Corte Suprema quien resuelva este caso. Las presentaciones anteriores no tuvieron avances y en razon de ello se cambio la estrategia presentando esta nueva demanda con los montos actualizados pero con el mismo fin, lograr la nulidad del Decreto y que se haga justicia otorgándole a Mendoza lo que le corresponde. El perjuicio que la Nación le ha causado a Mendoza es de mas de 40 años, y será la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que deberá declarar la nulidad del Decreto Nº 1560/73 y ordenar el pago a la Provincia de Mendoza por el total de las regalías generadas por los Nihuiles desde el año 1973.
  • En dólares la demanda actualizada representa unos u$s 553 millones teniendo como referencia el dólar oficial a $121, es decir la mitad de lo que recibirá Mendoza en total por los perjuicios de la prórroga por Decreto de la promoción industrial en los años 90.
  • Percibir el 100% de lo que le corresponde a Mendoza, nos dará la oportunidad de invertir esas regalías en soluciones innovadoras para el problema que presenta la escasez de agua, seguir impulsando nuevas obras que nos permitan generar empleo, energía limpia, regulación de caudales y más posibilidades de uso recreativo.
  • Por esto, Mendoza debe seguir apostando a reclamar lo que nos corresponde y asi poder retomar la construcción de presas de embalses, teniendo en cuenta que cada gota de agua cuenta, y así  junto a la construcción de obras hidráulicas aprovechar la energía, para que día a día el agua llegue a destino.