menu
Internacionales 21 01 2022

La derecha italiana pendiente de Berlusconi para la carrera a la presidencia










Italia está hoy pendiente de la decisión de Silvio Berlusconi sobre su candidatura a la presidencia de la República, que podría ser un paso atrás, dado el retraso en hacer el anuncio oficial que le reclaman sus aliados de la derecha, mientras aumentan las opciones del primer ministro, Mario Draghi, como próximo inquilino del Quirinal.
Los aliados ultraderechistas del ex mandatario Berlusconi, tanto el líder de la Liga, Matteo Salvini, como la de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, han instado al tres veces primer ministro a que haga oficial su candidatura antes del próximo domingo para poder apoyarle, aunque sin rechazar la posibilidad de un plan B.
"La Liga reafirma el papel determinante de Silvio Berlusconi. En todas las ocasiones, públicas y privadas, Matteo Salvini ha subrayado la voluntad de mantener unida a la coalición en cada paso relativo al Quirinal, con el objetivo de ofrecer al país una opción de alto perfil", dijeron anoche fuentes del partido.
Las posibilidades de que Berlusconi consiga tener los votos necesarios se alejan y los aliados comienzan a ponerse nerviosos ya que el lunes, cuando comiencen las votaciones para elegir al sustituto de Sergio Mattarella, no tendrán un candidato claro.
Por ello se espera el paso atrás del magnate y una indicación de voto para toda la coalición, ya que su actual posición bloquea cualquier maniobra por parte de la derecha.
Según Vittorio Sgarbi, que ha ayudado a Berlusconi en su campaña de convencer a los parlamentarios a apoyarle, "Il Cavaliere está en una pausa de reflexión y no volverá a Roma el fin de semana" y adelantó que está pensando "buscar un nombre que indicar en lugar del suyo".
En la prensa los nombres que afirman podría indicar Berlusconi a la coalición son los de la excaldesa de Milán Letizia Moratti, o Gianni Letta, su brazo derecho durante años y apreciado por sus labores de mediación.
Mientras el centroizquierda continúa con sus encuentros para encontrar un candidato común y hoy se produjo la reunión entre el secretario general del Partido Demócrata (PD), Enrico Letta, y el líder de Italia Viva, Matteo Renzi, cuya posición y sus cerca 40 parlamentarios son decisivos a la hora de apoyar un nombre que salga de las filas de la izquierda y del Movimiento 5 Estrellas.
"La expectativa que se está creando el anuncio del respaldo de Berlusconi a nombres de centroderecha tras su esperada renuncia no es una cuestión que nos incumba", afirman fuentes del PD, que reiteraron que no van "a prestarse a este juego" y que no votaran por un candidato conservador, sino "por un presidente de todos".
Y en este panorama político tan revuelto, las posibilidades de que sea Draghi, la única figura que cohesiona el país, quien ocupe la jefatura del Estado cobran cada vez más fuerza, según los medios.
Los mayores vetos a esa posibilidad, provenientes del Movimiento 5 Estrellas (M5S), se están disolviendo, a tenor de las revelaciones sobre la última asamblea de sus parlamentarios, en las que varios defendieron al jefe de Gobierno ante el líder de la formación, el ex primer ministro Giuseppe Conte (EFE).