menu
Internacionales 22 01 2021

La CDU de Merkel ratifica como líder al centrista Laschet por un 83,35 %










La Unión Cristianodemócrata (CDU) alemana, el partido de la canciller Angela Merkel, ha ratificado como su nuevo líder al centrista Armin Laschet con un 83,35 %, según el resultado del voto por correo entre sus delegados que ha sido revelado hoy.

Laschet, primer ministro del "Land" de Renania del Norte-Westfalia (oeste), ganó ya la primera votación telemática, que se desarrolló en el congreso virtual de la formación el pasado fin de semana.

Ahí se impuso en la ronda de desempate al derechista Friedrich Merz tras obtener 521 votos frente a los de 466 de su rival. En la primera vuelta de votaciones había quedado descartado el tercer aspirante, el moderado Norbert Röttgen.

La votación por correo era de trámite. Los estatutos de la CDU no contemplan la elección de su presidencia a través del voto virtual y tuvo que recurrirse a esta ratificación una vez la cúpula del partido y los otros aspirantes pidieron cohesión en torno al nuevo líder.

El congreso del pasado fin de semana fue en formato virtual, por imperativo de la pandemia, y después de que en 2020 se cancelaran dos convocatorias por las restricciones a los actos públicos.

Laschet, que cumplirá 60 años el próximo mes, representa la vía continuista de Merkel. Una victoria de Merz, enemigo histórico de la canciller, habría implicado un giro a la derecha.

La elección del presidente de la CDU era clave para definir el futuro del partido que más gobiernos ha liderado en la historia de la República Federal de Alemania (RFA). Merkel dejó su jefatura en 2018, tras 18 años al frente del partido, y le tomó el relevo Annegret Kramp-Karrenbauer, leal a su línea pero sin capacidad de liderazgo, lo que precipitó la siguiente búsqueda de un sucesor.

Resuelta la presidencia de la CDU, deberá definirse aún, entre marzo y abril, la candidatura a las elecciones generales del 26 de septiembre, las primeras desde 2005 sin Merkel al frente del bloque conservador.

La cuestión se acuerda desde hace décadas entre la CDU y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), cuyo líder, Markus Söder, parece con aspiraciones a luchar por la cancillería.

Laschet no está entre los políticos mejor valorados del país, en parte por la gestión algo errática de la pandemia en su "Land", mientras Söder es el segundo político más popular del país tras Merkel.

Otro supuesto aspirante a la candidatura conservadora es el ministro de Sanidad, Jens Spahn, político ambicioso y omnipresente en los medios durante la pandemia que respaldó a Laschet en su pugna por la presidencia de la CDU frente al ala más derechista. (EFE)