menu
Opinión 04 03 2021

Kicillof y un discurso para ningunear las obras de Vidal


Autor: Julián Álvarez Sansone









Este lunes, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires inauguró el 149° período de sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense. Durante su discurso, el mandatario se refirió en varias oportunidades a su antecesora María Eugenia Vidal (Cambiemos) cuestionando la situación carcelaria que recibió y la política salarial que se ejecutaba con la Policía bonaerense. También, hizo eje en el déficit habitacional de su distrito y en las inversiones de capital realizadas por las administraciones anteriores.
Es sobre este último punto que se centrará este artículo, ya que según Chequeado, el mandatario kirchnerista realizó afirmaciones falsas sobre la administración de Cambiemos (2015-2019) en la Provincia de Buenos Aires. Esto, bien podría tratarse de un simple error, pero muy probablemente tenga que ver con la necesidad de instalar un relato que niegue las obras y los beneficios traídos por la gestión de Vidal a los bonaerenses.
¿Qué dijo exactamente Kicillof en su discurso? Afirmó que "habitualmente los presupuestos provinciales tenían un 3 o un 4% destinados a la inversión de capital y obras". Cabe aclarar que, cuando dijo esto, no lo hizo sólo en referencia a su antecesora sino también a la gestión del exgobernador y excandidato a Presidente Daniel Scioli.
Según el informe de Chequeado (página especializada en el chequeo de información pública), durante los cuatro años de la gestión de Vidal (2015-2019), los gastos de capital (inversión en obra pública y/o financiera) representaron entre el 5,9 y el 7,6% del presupuesto. Dicho informe señala que durante el primer período de Scioli (2007-2011) esos porcentajes variaron entre un 5 y un 6%, mientras que en su segundo mandato (2011-2015) cayeron por debajo de los cuatro untos porcentuales.
En el año 2019, el último de la gestión de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, los gastos de capital representaron según las cifras oficiales cerca de un 6% del presupuesto. Por caso, en el último año de Scioli (que también fue electoral y presidencial) los gastos de capital e infraestructura representaron el 3,7% del presupuesto. Es decir, se evidencia una aumento del 83% en términos de gastos de infraestructura si se compara la gestión de Vidal con la de Scioli y se evidencia también un error en el discurso de Kicillof dado que los gastos en infraestructura representaron en la gestión de Vidal un 6% y no un 3 o un 4% como dijo el actual gobernador.
Cabe resaltar también que, de acuerdo con los datos oficiales del presupuesto bonaerense, la suma de los gastos de capital entre los años 2016 y 2019 (es decir, durante los 4 años que corresponden a la gestión de Vidal) fue de 247 mil millones de pesos. Al comparar con el segundo mandato de Scioli, se evidencia que el acumulado de esa gestión es de 119 mil millones de pesos (comparando a precios del 2019). De esta forma, se puede apreciar que entre una gestión y la otra la inversión en infraestructura se duplicó (108%) a favor de la gestión de Cambiemos.

Sobre este mismo tema, según un informe del diario La Capital de Mar del Plata, en los cuatro años (2015-2019) que duró el gobierno de María Eugenia Vidal se habría invertido en obra pública más que su antecesor Daniel Scioli en 8 años (2007-2015). Sobre esto, lógicamente, el gobernador Kicillof decidió no decir nada.

Cabe aclarar también que la inversión realizada por el gobierno de Cambiemos se hizo primordialmente en el rubro de Transporte (vialidad, señalización, infraestructura en estaciones terminales, puertos, aeropuertos e hidropuertos), lo cual representó el 24,4% y en donde se destaca la rehabilitación de más kilómetros de rutas: 4.400 por parte del gobierno de Vidal en cuatro años, y 3.100 durante los dos mandatos anteriores de Scioli. Otro de los rubros que merece destacarse es el del saneamiento ambiental, cuyas obras se llevaron el 15,4% del presupuesto en infraestructura.

En suma, hay aciertos en el discurso de Kicillof sobre cuestiones asociadas a los salarios de la Policía Bonaerense, sobre la sobrepoblación carcelaria o el déficit habitacional en la Provincia (que en realidad son problemáticas sociales de larga data y lejos están de ser una responsabilidad exclusiva de la exgobernadora), pero hay afirmaciones erróneas y/o malintencionadas que es necesario no dejar pasar. Muchas obras de la gestión de Vidal son visibles y sirven para combatir el relato kirchnerista que pretende instalar falsas percepciones sobre su gestión. Por suerte, los datos están a disposición para combatir el relato que se busca imponer desde el actual gobierno provincial.