menu
Política 14 09 2021

Grabois: "Cuando el pueblo pide sangre, alguna cabeza tiene que rodar"










Uno de los primeros representantes del kirchnerismo en tomar distancia del presidente Alberto Fernández luego de la votación de las PASO ha sido el referente de la CTEP Juan Grabois.
"Hay un Gabinete que no funciona. Cuando el pueblo pide sangre, alguna cabeza tiene que rodar", había planteado el dirigente social.
El Gabinete está en la mira de varios representantes del kirchnerismo, ya que es una de las pocas estructuras del Poder Ejecutivo donde no hay una mayoría de dirigentes de ese sector, que en cambio sí se verifica en organismos que dependen del Gobierno, como el PAMI y la ANSES, y aún más en el Poder Legislativo, donde la mayoría se referencia en la ex presidenta.
En ese marco, Alberto Fernández busca resistir cambios en su Gabinete, ya que varios de los ministros apuntados como "funcionarios que no funcionan" son de su estrecha confianza.
También el ex piquetero y ex funcionario K Luis D´Elía planteó cambios y apuntó directamente contra el ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien acusó de estar demasiado pendiente del FMI.
El integrante de La Cámpora y ministro de Axel Kicillof Andrés Larroque fue otro de los que sugirió cambios en el equipo de funcionarios de Fernández.
"En 2009 (tras la derrota en las legislativas de ese año) entraron Aníbal (Fernández) y Amado (Boudou) a jefatura de Gabinete y a Economía. En 2013 (cuando sucedió lo mismo) entraron Coqui (Capitanich) y Axel (Kicillof). Son cosas que requieren que reaccionemos con reflejos y escuchemos a la gente", dijo Larroque en declaraciones radiales (NA).