menu
Internacionales 26 03 2020

Gantz, encargado de formar Gobierno, se postula como presidente de la Knéset










Beny Gantz, el candidato a formar el Gobierno de Israel y desbancar al primer ministro, Benjamín Netanyahu, se postuló hoy en un sorprendente giro a la presidencia del Parlamento israelí (Knéset), evidenciando un posible acuerdo entre los dos rivales para crear un Gobierno de unidad.

Según los medios locales, el bloque de Netanyahu, de formaciones derechistas y ultraortodoxas, ha comprometido sus votos para apoyar a Gantz como presidente, al tiempo que la maniobra ha quebrado a la coalición centrista Azul y Blanco, por la oposición de parte de sus diputados y del segundo en la lista, Yair Lapid.

Israel se encuentra desde las elecciones del 2 de marzo no solo en un estancamiento político sino en un crisis sin precedentes que ha enfrentado esta semana al Tribunal Supremo con el Parlamento.

Ayer, el presidente de la Cámara, Yuli Edelstein, aliado de Netanyahu, dimitió del cargo al oponerse a convocar una votación para elegir a su sustituto, tras un ultimátum del Supremo, que le dio de plazo hasta el miércoles para hacerlo.

Anoche, Netanyahu y Gantz tuvieron una nueva conversación para poner de nuevo sobre la mesa de negociaciones la posibilidad de un Gobierno de unidad, una fórmula que ha fracasado anteriormente porque el líder centrista se oponía a que la jefatura del Gobierno la ocupara el primero, actualmente acusado de corrupción.

Poco antes de la sesión parlamentaria de hoy para votar a un nuevo presidente, Gantz presentó su candidatura, creando otro nuevo drama político en Israel.

La crisis parlamentaria comenzó cuando parte de los grupos de oposición presionaron para presentar un proyecto de ley que invalidara que un acusado de corrupción pudiera ser primer ministro, y solicitaron la renovación de Eldestein, encargado de la agenda legislativa, para poder votar este proyecto.

El juicio por corrupción contra Netanyahu quedó aplazado hasta mayo al amparo de las medidas de prevención contra el coronavirus que sirvieron también al presidente del Parlamento para retrasar las sesiones del nuevo Legislativo, que debían haberse celebrado la semana pasada.

Gantz se ha negado a formalizar hasta ahora un Gobierno de unidad con Netanyahu, aún siendo la posibilidad más factible para crear Ejecutivo, tras dos procesos electorales (septiembre y abril) en los que los bloqueos parlamentarios no permitieron alcanzar mayoría, lo que bloquea políticamente Israel desde hace más de un año. (EFE)