lunes 15 de julio de 2024
spot_img

Francia: Sondeos anticipan que la ultraderecha no obtiene mayoría absoluta

El partido Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen no obtendrá la mayoría de escaños en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias del domingo en Francia, según un sondeo, lo que sugiere que los esfuerzos para bloquear a la extrema derecha podrían funcionar.
Un sondeo de Harris Interactive para la revista Challenges dado a conocer el miércoles -el primero que se publica después de que políticos de todos los partidos formaran un frente contra el RN- mostró que la formación no alcanzará los 289 escaños necesarios para controlar la Asamblea Nacional, de 577 puestos.
Según el sondeo, RN y sus aliados obtendrían entre 190 y 220 escaños, mientras que los Republicanos (LR), de centroderecha, lograrían entre 30 y 50 escaños.
Esto podría descartar la posibilidad de un gobierno minoritario de extrema derecha apoyado por parte del grupo parlamentario de LR.
El sondeo se publicó después de que más de 200 candidatos de todo el espectro político retiraran sus candidaturas para despejar el camino a quien estuviera mejor situado para derrotar al candidato de RN en su distrito electoral, en un proceso conocido como “frente republicano”.
Antes de las retiradas, los encuestadores habían calculado que la primera vuelta ponía a RN en camino de obtener entre 250 y 300 escaños.
Tras las retiradas quedan 92 batallas a tres o cuatro bandas, según un recuento de la agencia de noticias Reuters.
Los votos a tres bandas favorecen a RN, mientras que las contiendas a dos bandas se consideran mejores para la alianza anti-RN, según los expertos.
El sondeo de Harris mostró que la alianza izquierdista Nuevo Frente Popular ganaría entre 159 y 183 escaños y la alianza Juntos del presidente Emmanuel Macron, entre 110 y 135.
Otros partidos conseguirían entre 17 y 31 asientos.
El primer ministro, Gabriel Attal, un estrecho aliado de Macron, analizó que una apuesta interpartidista para privar a RN de la mayoría podría tener éxito.
No obstante, descartó las insinuaciones de que los centristas de Macron podrían buscar formar un gobierno interpartidista en caso de un parlamento dividido, proponiendo que los moderados en la asamblea trabajaran juntos para aprobar la legislación caso por caso en su lugar.
“Lo que demuestran estas retiradas es que podemos evitar una mayoría absoluta de la extrema derecha”, dijo Attal a la radio France Inter.
En una reunión de gabinete el martes, Macron rechazó la opción de una coalición que incluyera al partido de extrema izquierda La Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Melenchon, dijo un participante. No quedó claro si mencionó otras opciones de coalición.
Sus comentarios subrayan que, incluso si RN no llega al poder, Francia podría enfrentarse a meses de incertidumbre política hasta el final del mandato de Macron en 2027, cuando se espera que Le Pen monte un desafío para llegar a la presidencia.
La cuestión sigue siendo si los votantes estarán de acuerdo con el esfuerzo de bloquear al euroescéptico y antiinmigración RN.
Es posible que los votantes centristas se resistan a apoyar a un rival de extrema izquierda de RN, mientras que muchos partidarios de la izquierda están tan desilusionados con Macron que no soportarán apoyar a alguien de su alianza.
Le Pen admitió que podría acercarse a otros partidos si RN no logra la mayoría absoluta.
Su candidato a primer ministro, Jordan Bardella, había asegurado que rechazaría formar gobierno sin un mandato suficientemente fuerte.
RN salió muy por delante en la votación de la primera ronda del domingo, después de que la apuesta de Macron por unas elecciones anticipadas fracasara, dejando a su campo centrista en un humilde tercer lugar detrás de RN y una alianza de izquierda formada apresuradamente.
Le Pen trabajó durante años para suavizar la imagen de RN, pero los grupos defensores de derechos humanos citan preocupaciones sobre su “preferencia nacional” y sus políticas antiinmigración, mientras que su profundo euroescepticismo plantearía serias amenazas a la futura integración europea.
Señaló planes para revertir las reformas de Macron, como su impopular medida para aumentar la edad de jubilación.
Los mercados financieros se tranquilizaron por la apuesta de crear un llamado “frente republicano” contra el partido de Le Pen, rebajando la prima de riesgo de la deuda soberana francesa.
“La estrategia limitaría significativamente las posibilidades de que Le Pen obtenga una mayoría absoluta”, expresó en una nota Mohit Kumar, de Jefferies.

spot_img

Veinte Manzanas

spot_img

Al Toque

Rodolfo Terragno

Los riesgos de la ultraderecha

Fernando Pedrosa

Europa electoral: del Estado de bienestar al estado de malestar

Maximiliano Gregorio-Cernadas

La escuela del honor