menu
Política 01 08 2020

Diputados dio media sanción a la ampliación de la moratoria impositiva










La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de moratoria impositiva, previsional y aduanera que busca normalizar deudas por más de 500.000 millones de pesos contraídas en el marco de la pandemia de coronavirus.

En medio de críticas de la oposición hacia un artículo que considera beneficioso para el empresario Cristóbal López, la iniciativa oficial recibió 137 votos afirmativos, tres negativos y 113 abstenciones.

Así, el Frente de Todos logró aprobar el proyecto y girarlo al Senado con el apoyo de aliados.

Durante el debate, el oficialismo defendió la iniciativa como un "alivio" para los contribuyentes y una "herramienta para todos los argentinos" en medio de la pandemia.

Por su parte, la oposición, además de criticar ese artículo, coincidió en que la medida es un "auxilio a los contribuyentes" y destacó la incorporación de varias de sus sugerencias, como el "premio a los que cumplieron".

El proyecto amplía la moratoria aprobada en diciembre pasado, en el marco de la emergencia económica y apunta a normalizar deudas por más de 500.000 millones de pesos contraídas en el marco del coronavirus.

Al inicio del debate, el miembro informante del oficialismo, Carlos Heller, dio detalles del proyecto y precisó algunos de los cambios que se le hicieron, entre los que destacó la ampliación del plazo de deudas a regularizar hasta el 31 de julio (el dictamen original el plazo era hasta el 30 de junio).

"Esta moratoria ampliada con menor tasa interés está pensada para que las empresas que están volviendo a la actividad puedan sobrevivir, y las que todavía no retomaron su actividad, tengan un horizonte más claro en lo fiscal", afirmó Heller.

También aclaró que se incluyeron en el régimen las actividades reguladas por el Banco Central, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros y los servicios de telefonía fija, telefonía móvil y telecomunicación vía Internet.

La postura de la oposición fue anticipada por el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, a través de Twitter, donde expresó: "Apoyamos el auxilio a contribuyentes y empresas asfixiados por la caída de la actividad económica.

Pero rechazamos la amnistía encubierta para empresarios cercanos al Gobierno".

Su compañera de bloque Graciela Ocaña sostuvo que "sin dudas es necesaria la ampliación de la moratoria luego de la situación desatada por la pandemia mundial y la cuarentena" pero puso de relieve el "rechazo al artículo 11" y precisó: "No comprendo cuál es la decisión de incluir a los quebrados sin continuidad".

"¿Qué se quiere salvar, si no hay empleados ni actividad? Esto es un salvataje a Cristóbal López", afirmó Ocaña, al tiempo que resumió la postura de la bancada con una frase que repitieron varios de sus colegas: "Si a la moratoria, no a la impunidad".

Por su parte, el diputado del Frente de Todos Darío Martínez sostuvo que "es un error ver esto como un traje a medida" de alguien, como "sería un error ver que también podrán acceder a esta moratoria los Macri" y agregó: "Esta herramienta le va a servir a todos los argentinos".

En el mismo sentido se expresaron varios de sus compañeros de bloque, como la chubutense Estela Hernández, que aludió a "los que evadieron y fugaron" y mencionó empresarios cercanos al ex presidente Mauricio Macri, como Nicolás Caputo, al tiempo que sostuvo: "Si le van a poner un nombre a la ley, amplíen la carátula".

"Salvo que las 4.600 empresas que están en condiciones de ingresar a esta ley se llamen Cristóbal López, no podemos ponerle nombre a una ley que lo que busca es resolver los problemas que tenemos en la Argentina", agregó a su turno el oficialista Pablo González. (NA)