menu
Economía 23 03 2020

Boeing paraliza la actividad en sus fábricas de Seattle durante dos semanas










El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing anunció este lunes que paralizará la actividad en sus fábricas del área de Seattle (estado de Washington, EE.UU.) durante dos semanas como consecuencia de la pandemia por COVID-19.

En un comunicado, Boeing indicó que el parón empezará el miércoles 25 de marzo y se extenderá hasta el 7 de abril, un período durante el cual se llevará a cabo una "limpieza a fondo" de las instalaciones.

"Se están tomando estas acciones para garantizar el bienestar de los empleados, sus familias y la comunidad local, e incluirán un cierre ordenado y acorde con las necesidades de nuestros clientes", apuntó la firma con sede en Chicago (Illinois, EE.UU.).

El parón afectará a los aproximadamente 70.000 empleados que Boeing tiene en el área de Seattle, donde concentra sus principales fábricas, más de una decena de los cuales han dado positivo por COVID-19.

El estado de Washington, donde se encuentra Seattle, fue uno de los primeros focos de contagio local en EE.UU., y se encuentra en estado de emergencia con en torno a 2.000 casos conocidos de infección a primera hora del lunes.

El sector de la aviación está siendo uno de los que más está sufriendo las consecuencias económicas de la pandemia, con el tráfico aéreo prácticamente paralizado en varias regiones del mundo.

En paralelo a la crisis por el COVID-19, Boeing ya llevaba meses en dificultades a raíz de los escándalos vinculados a su modelo de aeronave 737 Max, que sufrió dos accidentes en Etiopía e Indonesia, con 346 víctimas mortales.

A finales de 2019, fueron publicados mensajes internos de la aeronáutica recabados en el marco de la investigación que llevan a cabo el Congreso y Senado de Estados Unidos y que revelan la desconfianza de técnicos y empleados sobre la seguridad del 737 Max.

Además, una auditoría llevada a cabo por la FAA reveló a principios de enero nuevos fallos "potenciales" referidos al cableado que ayuda a controlar la cola del Max y la posibilidad de que éstos provoquen un cortocircuito al estar demasiado juntos.

La cotización de Boeing paró durante unos minutos el lunes mientras se realizaba el anuncio de la paralización de la actividad en las fábricas, y una vez se reemprendió sus acciones se dispararon hasta un 15 %, alcanzando los 105 dólares por título en la bolsa de Nueva York. (EFE)