menu
Internacionales 04 05 2021

Ayuso gana ampliamente en Madrid y Pablo Iglesias se retira de la política










El conservador Partido Popular (PP), que gobierna en la Comunidad de Madrid desde 1995, ha reforzado su poder tras las elecciones regionales de este martes, después de conseguir 65 escaños, más del doble de los que consiguió en los comicios de 2019 y a un paso de la mayoría absoluta (69).
Mientras, el partido socialista (PSOE), ganador de los anteriores comicios de 2019, perdió trece diputados y se quedó con 24, empatando con otro grupo de izquierdas, Más Madrid, que lo superó en número de votos.
La votación se celebró tras una dura campaña electoral, en la que se vivió una gran polarización entre los dos bloques políticos, el de la derecha y el de la izquierda.

EL PP SE REFUERZA EN MADRID
El PP se impuso con claridad en los comicios de este martes, con la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, como figura clave en la campaña electoral, en la que planteó la opción de "libertad o comunismo", en referencia al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.
Con sus 65 escaños, el PP se sitúa a cuatro de la mayoría absoluta, por lo que podría gobernar en solitario, con solo la abstención del ultraderechista Vox, que no solo mantuvo su posición, sino que la mejoró con un escaño más.
El PP fue la fuerza más votada en todos los municipios de la Comunidad de Madrid, salvo en dos y en la capital fue el partido más votado en los veintiún distritos.
"Voy a poder tener libertad para hacer todo lo que es necesario", declaró Díaz Ayuso a la prensa, quien convocó estas elecciones anticipadas para poder tener más diputados y poder gobernar en solitario, después de dos años de gobierno de coalición con los liberales Ciudadanos, y con el apoyo parlamentario del ultraderechista Vox.
Este partido, con 13 escaños, mejora en uno los de 2019, mientras que los liberales de Ciudadanos desaparecen de la Asamblea de Madrid, al no llegar al 5 % de los votos necesarios para tener representación en el Parlamento regional, frente a los 26 diputados que obtuvieron en 2019.
La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, declaró hoy tras los resultados electorales, que facilitarán la investidura de la presidenta madrileña.
No obstante, el futuro gobierno de Madrid tiene una vida limitada de dos años, ya que en 2023 tendrán que celebrarse de nuevo elecciones autonómicas, cuando están previstas en toda España, excepto en las llamadas comunidades históricas (Cataluña, Galicia y País Vasco), que tienen su propio calendario.

LA IZQUIERDA, SOBREPASADA POR EL PP
Con los 65 escaños conseguidos por el PP, este partido suma más que los sillones obtenidos por los tres grupos de izquierda que se presentaban a los comicios (Socialistas, Más Madrid y Unidas Podemos), que en total suman 58.
Pero de los tres grupos, el peor parado fue el PSOE, que con sus 24 escaños reduce en trece los que tenía y empató con Mas Madrid, que subió tres y le ganó en votos.
Mientras que el otro grupo de izquierda, Unidas Podemos, candidatura encabezada por el líder del partido a nivel nacional, Pablo Iglesias, mejoró los resultados en tres escaños y consiguió diez.
No obstante, Iglesias anunció hoy, tras conocerse los resultados electorales, que abandona todos sus cargos en la política, después de que dejara su puesto como vicepresidente segundo del Gobierno de coalición español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, para presentarse a las elecciones madrileñas.

PARTICIPACIÓN SIN PRECEDENTES
La participación en las elecciones regionales madrileñas de este martes fue la más alta en este tipo de comicios, a pesar de haberse celebrado durante la pandemia del coronavirus, al llegar al 80,73 % del censo.
Este porcentaje supone 16,46 puntos más que en los últimos comicios en la Comunidad de Madrid de mayo de 2019.
Hoy estaban llamados a las urnas 5,1 millón de personas en toda la Comunidad de Madrid y durante todo el día se vieron largas filas de ciudadanos para votar, mascarillas y gel hidroalcohólico en los colegios electorales y mucha organización en el interior para evitar aglomeraciones.
Otro rasgo distinto de estas elecciones es que tuvieron lugar en un día laborable, cuando en España lo habitual es que los comicios de celebren en domingo, con lo que también se pudieron ver muchos niños en las calles, acompañados de padres o abuelos.
Los ciudadanos esperaron pacientemente hasta más de una hora para poder ejercer su derecho al voto, que en esta ocasión no solo se ejerció en los colegios, sino en otros espacios como una plaza de toros, todo para mantener la distancia de seguridad debido a la pandemia (EFE).