menu
Economía 19 11 2020

Abraham Liu: "Politizar el debate sobre el 5G no es bueno para Europa"










El responsable de Huawei ante la UE, Abraham Liu, rebate las críticas de EE.UU. a los vínculos de la empresa con China, diciendo que "politizar el debate sobre el 5G no es bueno para Europa", a quien pide alejarse de los vetos de Washington, pero es "optimista" con el presidente electo, Joe Biden.

En una época en que la pandemia ha reforzado el debate en la Unión Europea (UE) sobre su autonomía estratégica, surgido tras los desplantes del presidente estadounidense Donald Trump, Liu se pregunta, en una entrevista con Efe, "por qué la gente debe hablar de soberanía digital".

Los Veintisiete acordaron en enero imponer restricciones a los proveedores tecnológicos considerados de alto riesgo y los primeros vetos a Huawei ya han ocurrido en Bélgica, donde los operadores Proximus y Orange han optado por Nokia en el despliegue de la red 5G y Reino Unido permite a la empresa una participación limitada.

Eslovenia también se ha sumado a los críticos para ser el primer país de la UE en calificar abiertamente a la tecnológica china como empresa de alto riesgo.

"Algunos países, en este caso Estados Unidos, con su dominio tecnológico, amenaza a otros (...), y este movimiento fomenta a los europeos a hablar de su soberanía digital, de la resistencia de su red", explica Liu.

"RACISMO EMPRESARIAL"

"La discusión sobre el origen del país --dice, citando al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo--, no lleva a ninguna parte. Es identidad política. Es racismo empresarial", sentencia el responsable de Huawei ante la Unión Europea.

El comentario surge cuando se le pregunta sobre la decisión de las autoridades suecas de paralizar la licitación pública para el desarrollo de la red 5G, tras la sentencia de los tribunales en contra del bloqueo inicial a Huawei.

Para este empresario, de hecho, su compañía es la "oportunidad" para los países europeos en la búsqueda de esa soberanía, porque "en Europa, el 90 % de vuestros datos, los semiconductores, la infraestructura tecnológica, es de Estados Unidos", dice y recuerda las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje de Washington.

Ante los temores de que Huawei, en cumplimiento de la ley de seguridad de China, ayude a Pekín a espiar a los ciudadanos europeos, Liu se defiende: "En el caso del 5G, no tenemos la propiedad de los datos. Son los operadores quienes tienen el control absoluto".

Asegura que en su empresa están "limpios", porque no tienen "la responsabilidad legal de recabar de forma ilegal los datos de los clientes", según les ha explicado su abogado, pues la ley china "no tiene una aplicación extraterritorial". "No es como la estadounidense, la 'Claud Act'".

OPTIMISMO CON BIDEN

Tras las elecciones en Estados Unidos, Liu quiere esperar a que Biden asuma el poder para saber exactamente cuáles son sus políticas, pero "con la información pública", dice "tenemos motivos para ser optimistas" porque "parece" que "promueve más el multilateralismo".

La última decisión de Trump respecto a Huawei, en septiembre, ha sido obligar a los proveedores globales de la empresa china que utilicen tecnología estadounidense a solicitar una licencia previa a Washington para poder comerciar con la compañía asiática.

"Huawei nació en China, pero no es tecnología cien por cien China", comenta el empresario, que señala que "muchos de los vendedores participan en la cadena de suministro", por lo que también salen perjudicados del veto estadounidense.


Preguntado sobre si confía que Biden de marcha atrás a esta medida, responde: "Mientras nos preparamos para lo peor, esperamos lo mejor".

Liu argumenta que los frutos del multilateralismo se han podido observar durante la pandemia del Covid-19, porque "con los últimos diez años de colaboración global, la calidad de la red es lo suficientemente potente para soportar el teletrabajo, la educación".

"No lo olvidemos, esta capacidad para hacer videoconferencias de alta calidad es posible gracias a esfuerzos comunes a nivel global, un único sistema, un único estándar de la red 4G", desarrollada antes de que Trump llegara a la Casa Blanca.

No obstante, durante la entrevista, que se celebra en su despacho en las oficinas de Huawei en Bruselas, el representante de esta empresa tecnológica muestra sus reservas sobre el teletrabajo:" Somos humanos, vernos los unos a los otros a través del vídeo está bien, pero darnos la mano, darnos un abrazo es mucho mejor".

Liu evita comparar las políticas que está llevando a cabo la UE con las que ha desarrollado China para luchar contra el Covid-19, entre ellas los confinamientos y su impacto económico, porque no es un experto en temas sanitarios y se limita a decir que "la buena noticia es que parece que las vacunas van a llegar".

DERECHOS HUMANOS

Pero sí habla sobre las críticas de occidente a Pekín por las violaciones a los Derechos Humanos, defendiendo que pueda haber diferentes concepciones en distintos rincones del planeta.

"He visto que hay diferentes retos en cuanto a los Derechos Humanos en diferentes partes del mundo. Personalmente, nací en China en un pueblo remoto. En los 80 la gente se moría y, para ellos, sus derechos humanos era tener la comida suficiente, no importa si es una patata o arroz. Tener el estómago lleno", dice.

"Personalmente creo que el hecho que los líderes europeos compartan sus preocupaciones con los líderes chinos no es algo malo. Que les recuerden que hay un largo camino. Nadie va a estar en contra de los Derechos Humanos", asegura. (EFE)