menu
Internacionales 01 11 2019

Sánchez descarta una "gran coalición" con los conservadores










El candidato socialista español, Pedro Sánchez, aseguró este viernes que su partido (PSOE) no hará una "gran coalición" con el conservador Partido Popular para poder gobernar después de las elecciones del 10 de noviembre próximo.

Según avanzan la mayoría de los sondeos, esa posible coalición podría desbloquear la situación política que vive España, que ha obligado a una repetición electoral después de los comicios del 28 de abril pasado.

Pero Sánchez quiso tranquilizar al electorado de izquierdas al asegurar que los votantes progresistas no tienen que tener ningún temor. "No vamos a hacer ninguna gran coalición con el PP", subrayó en un acto electoral en la ciudad de Vitoria (norte).

El líder socialista consideró que el "bloqueo" político es "el primer problema" de España, de lo que responsabilizó al resto de partidos, y más en concreto a Unidas Podemos (UP, izquierda).

Frente a la posición de Sánchez, el líder del PP, Pablo Casado, le reprochó que se haya "quitado la careta" para reconocer que "otra vez va a llevar a un bloqueo" porque lo que quiere es volver a pactar con UP y los independentistas catalanes.

Sánchez, que gobierna en funciones, ganó en abril con mayoría simple (123 de los 350 diputados del Congreso), y no pudo conseguir los apoyos parlamentarios necesarios para poder repetir como jefe del Ejecutivo, pues fracasó la negociación con UP para formar un gobierno de coalición.

Según las encuestas, los socialistas volverían a vencer el 10 de noviembre con un resultado similiar, y esto obligaría a negociaciones y combinaciones con otras fuerzas políticas que auguran complejas en un Parlamento cada vez más fragmentado.

Una posibilidad de gobernabilidad sería un acuerdo que permitiera la abstención del PP, la principal fuerza de la oposición y con expectativas de un fuerte crecimiento electoral para acercarse a los cien diputados. (EFE)