menu
Internacionales Agosto 08, 2019, 4 51pm

Reunión de la IS sobre la solución de los dos Estados, Israel y Palestina






En conformidad con el compromiso asumido desde hace ya tiempo por la Internacional Socialista en favor de la paz en el Oriente Medio y su decisión de intensificar sus esfuerzos en apoyo a la solución de dos estados, a través de la cual Israel y Palestina puedan convivir uno al lado del otro como dos estados soberanos, la Internacional Socialista celebró una reunión de dos días con una sesión en Ramallah el 30 de julio y otra sesión en Tel Aviv el día 31.
En este momento crucial para los pueblos de la región con los desafíos que presenta el actual contexto global y regional, y respondiendo a la necesidad de intercambiar puntos de vista, establecer prioridades y definir una vía común en favor de la paz, la democracia y oportunidades para todos en la región, el encuentro reunió a representantes de partidos miembros de la IS en Israel y Palestina, junto a líderes y representantes de partidos miembros provenientes de otros países.
En la apertura del encuentro en Ramallah, a nombre de los anfitriones palestinos, el Comisionado General de Fatah para las relaciones internacionales, Rawhi Fattou, transmitió los saludos fraternales de los partidos miembros palestinos y agradeció a la IS por esta iniciativa y a todos los participantes por su presencia.
El Secretario General Luis Ayala, quien presidió la reunión, destacó el largo compromiso y el papel de la Internacional Socialista en los esfuerzos por asegurar una solución pacífica y justa frente al conflicto, siempre con el objetivo de alcanzar una solución de dos estados, Israel y Palestina, que beneficie a ambos pueblos. La cuestión de Palestina era una preocupación global, no solo regional, dijo, y nuestra misión era construir sobre lo que la Internacional había podido contribuir de acuerdo con nuestros principios y valores, para lograr una paz justa y estable, y la implementación y el respeto de normas y acuerdos internacionales.
Durante la sesión de apertura, el Primer Ministro de Palestina, Mohammad Shtayyeh, dio la bienvenida a los participantes y se refirió a la actual situación entre Israel y Palestina, señalando que Benjamin Netanyahu no era un verdadero interlocutor para la paz. El líder palestino fue crítico también del tratamiento del gobierno de Trump hacia el pueblo palestino, incluyendo su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y el retiro de recursos financieros, tales como los de la UNRWA. Hizo un llamamiento a la IS a apoyar a los palestinos en sus esfuerzos por recuperar sus territorios ocupados y apoyar la iniciativa del Presidente Abbas de convocar a una conferencia internacional de paz sobre el Oriente Medio.
Las discusiones en Ramallah, que contaron entre los participantes con ambos vicepresidentes de la IS provenientes de la región, Nabil Shaath de Palestina y Colette Avital de Israel, incluyeron diversas y sustanciales contribuciones centradas alrededor de la realidad actual en la región y sobre las maneras de cómo promover y hacer avanzar la solución de dos estados. Asimismo, se consideraron elementos a ser incluidos en una declaración final de la reunión, la que fue acordada por consenso incluyendo a los miembros palestinos e israelíes, junto con todos los delegados en la reunión.
Luego de la sesión del primer día, Su Excelencia el Presidente Mahmoud Abbas, recibió a los participantes en la sede de la Presidencia.
La sesión del segundo día se abrió en Tel Aviv con la participación del recientemente electo líder de Meretz, Nitzan Horowitz, quien también encabeza la Unión Democrática de reciente formación y que aglutina a otros sectores y personalidades de la izquierda en Israel para participar en las próximas elecciones en septiembre. El líder y cabeza de la lista de la nueva formación informó a la reunión sobre la creación de esta nueva alianza de la izquierda, sobre la actual escena política y los desafíos que se presentan para su partido y para la izquierda en Israel.
Muchos de los intercambios en Tel Aviv se centraron en la situación en Israel frente a las próximas elecciones, y sobre las perspectivas para una solución de dos estados que llevara a la paz, y sobre maneras alternativas para incluir a la sociedad civil y a otros en estos cometidos. En esta ocasión, por la primera vez, una organización árabe israelí, el Movimiento Árabe por el Cambio, fue formalmente invitada a participar en los debates.
Los participantes coincidieron en la importancia de aumentar el reconocimiento internacional al Estado de Palestina y la necesidad de alentar en este sentido a los partidos miembros de la IS en todo el mundo, y especialmente aquéllos en gobierno que aún no lo han hecho, a tomar esta decisión. A este respecto, se acordó que la organización fijará una fecha para que sus miembros se manifiesten conjuntamente a nivel internacional sobre esta materia en sus respectivos países y parlamentos nacionales.
El contenido de los intercambios durante los dos días en Ramallah y en Tel Aviv, puso de relieve elementos para la adopción de una posición común, la cual quedó reflejada en una declaración discutida y posteriormente aprobada por consenso en ambas ciudades.