menu
Política 28 12 2016

El Gobierno respondió al pedido de Human Rights Watch por Milagro Sala










Hace unos días, el director de  Human Right Watch, José Miguel Vivanco, envió una carta a Mauricio Macri, donde pedía la "inmediata liberación" de Milagro Sala, detenida en Jujuy desde el 16 de enero. Ayer, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien le aseguró que el pedido, "la intromisión en la causa excede a las facultades presidenciales ya que el Sr. juez a cargo de la investigación consideró que estaban dados los requisitos para el dictado de la prisión preventiva".

En la carta, Avruj explica que será enviado al Congreso un proyecto para modificar el alcance del delito de sedición, algo que había exigido Vivanco "con el propósito de prevenir que este tipo de casos ocurran en el futuro".
El secretario, respondió que el Poder Ejecutivo trabaja en un proyecto de ley para modificar esa figura penal "adecuándola a los estándares internacionales", y lo pone a su disposición para que realice "las sugerencias que estime pertinentes".

Además de destacar la "relevancia" de los organismos en la materia, Avruj consideró que "sus opiniones tienen gran peso en la interpretación de las obligaciones jurídicas internacionales de los estados en ese ámbito" y que bajo ese principío, el Poder Ejecutivo, la Cancillería y la Secretaría a su cargo "notificó a la justicia de la provincia de Jujuy como el Poder Ejecutivo provincial", de lo resuelto por la ONU.

Sin embargo, aclaró que "excede las facultades presidenciales, fijadas con precisión en la Constitución Nacional, y los principios de independencia judicial reconocidos tanto por el derecho interno como por el derecho internacional, la intromisión en la causa judicial en la cual el Sr. juez a cargo de la investigación consideró que estaban dados los requisitos para el dictado de la prisión preventiva".

"El respeto irrestricto de la Constitución Nacional Argentina, de la cual los Derechos Humanos forman parte, y, por ende, de un real Estado de Derecho, han sido y serán preocupaciones permanentes de este Gobierno”, aseguró. Por otro lado, aclaró también que, de acuerdo a los expedientes que se tramitan en la justicia jujeña, "se advierte que la prisión preventiva que se encuentra cumpliendo la señora Sala no resulta consecuencia de la primera acusación vinculada con el hecho de la protesta social sino que la misma ha recaído en la causa que se le imputan otros graves delitos –corrupción, malversación de caudales públicos, amenazas- y en cuyos expedientes los jueces intervinientes han considerado que, de otorgársele la libertad, entorpecería la investigación".