Política | Diciembre 07, 2017, 10 59am

La reacción K: Tildaron como “cacería judicial” las detenciones

Agustín Rossi habló de persecución política y responsabilizó a Macri





Las detenciones de ex funcionarios kirchneristas ordenadas hoy por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, fueron calificadas por la oposición como una "cacería judicial" que busca desde "humillar" a los referentes del gobierno anterior hasta "aniquilarlos".
 
"Quieren aniquilar a la oposición. Esto es persecución política y el responsable es Mauricio Macri", dijo hoy en declaraciones a radio Del Plata el designado jefe de bloque del Frente para la Victoria (FPV) en Diputados, Agustín Rossi.
 
"Son ellos los que están traspasando todos los límites institucionales. El Memorándum con Irán, causa que desata la cacería de Bonadio del día, tuvo aprobación en el Congreso de la Nación", recordó Rossi.
 
El dirigente se refirió de esta manera a la decisión de Bonadio de procesar con prisión preventiva a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y pedir su desafuero, en la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA; y a las detenciones de Carlos Zannini, Luis D'Elía y Jorge "Yussuf" Khalil.
 
"Plan de ajuste al pueblo y cacería a los compañeros. El gobierno de Macri siembra vientos y cosechará tempestades. Libertad a los presos políticos", escribió, por su parte, en Twitter el diputado del Parlasur, Gabriel Mariotto.
 
En tanto, Martín Sabbatella, ex director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, afirmó que "el próximo objetivo de la cacería K es sacar a Cristina del Congreso y encerrarla" y consideró que "la quieren presa y callada, porque es la líder opositora más importante".
 
A su turno, la abogada de Héctor Timerman, Graciana Peñafort, manifestó, en declaraciones a radio FM Delta desde la casa del ex funcionario, que "es una crueldad lo que están haciendo" con el ex canciller, a quien Bonadio también procesó y le otorgó la prisión domiciliaria, ya que "está muy enfermo".
 
"No hay bases sólidas sobre las cuáles pedir la preventiva ni para la ex presidenta ni para él", consideró la abogada.
 
En el mismo sentido, se pronunció el dirigente Leopoldo Moreau, quien consideró que "estamos en el final de la persecución política del gobierno" y atribuyó las detenciones ordenadas por Bonadio a
"una campaña de humo para tapar las medidas económicas del gobierno, como el aumento tarifario".
 
Para el nieto recuperado y diputado nacional Juan Cabandié, "la mafia del gobierno y el poder judicial, nos meterán a todos presos por ser opositores" y también señaló que las detenciones son "para desviar las críticas por la baja de las jubilaciones".