Internacionales | Noviembre 14, 2017, 9 43am

La cumbre de la ASEAN se centró más en economía y seguridad que en derechos

Los lideres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, clausuraron en Manila la cumbre anual





Los lideres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus socios de China, Japón y Estados Unidos, entre otros, clausuraron hoy en Manila la cumbre anual, que prestó más atención a la economía y la seguridad que a los derechos humanos.
 
El presidente de EEUU, Donald Trump, los primeros ministros de China, Li Keqiang, Japón, Shinzo Abe, e India, Narenda Modi, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se encuentran entre los mandatarios que han asistido ayer y hoy a las reuniones bilaterales y multilaterales.
 
Por parte de la ASEAN, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, fue el anfitrión de la cumbre que contó también con la participación de los mandatarios de Birmania (Myanmar), Aung San Suu Kyi; Indonesia, Joko Widodo; Malasia, Najib Razak; Tailandia, Prayut Chan-ocha, y Singapur, Lee Hsien Loong, entre otros.
 
Sin ningún compromiso importante, los líderes han abordado asuntos de cooperación económica y de seguridad relacionada con las amenazas de los yihadistas del Estado Islámico (EI).
 
Trump, que se marchó antes de participar en el foro de Asia Oriental el martes, calificó las reuniones de un "éxito" y reiteró que el objetivo de su Gobierno es establecer acuerdos bilaterales "justos y recíprocos" que reduzcan el déficit comercial de EEUU.
 
China abogó por impulsar una comunidad económica que integre a su país, Japón, Corea del Sur y la ASEAN, una idea que tiene más de una década pero que, de momento, es un proyecto en ciernes.
 
La ASEAN esta formada por Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.
 
"Estamos viendo una doble imagen de la recuperación de la economía mundial. La globalización y el proteccionismo están al alza", señaló Li en la trilateral ASEAN Más Tres (ASEAN más China, Japón y Corea del Sur).
 
"Espero que a través de esta cumbre podamos construir el consenso y enviar una señal positiva de que apoyamos firmemente la integración regional y avanzamos hacia la Comunidad Económica de Asia Oriental o EAEC para beneficiar a las personas y países de la región", agregó Li.
 
El presidente del Consejo Europeo destacó las buenas relaciones entre la Unión Europea (UE) y la ASEAN, y se comprometió a estrechar la cooperación en todos los sectores, especialmente en seguridad.
 
"Las ideologías terroristas se han propagado por los continentes. Podemos mitigar esta amenaza si trabajamos juntos, si compartimos información sobre sospechosos y preocupaciones", afirmó Tusk durante una reunión con Duterte, cuyo país preside este año la ASEAN.
 
El presidente filipino defendió un "Sudeste Asiático sin drogas" y la colaboración con la UE bajo "el principio del total respeto por la soberanía y no interferencia en los asuntos internos del estado".
 
En el pasado, Duterte descalificó a la UE porque criticó la polémica "guerra contra las drogas" y las supuestas ejecuciones extrajudiciales cometidas en Filipinas en el marco de ésta.
 
No está previsto que la ASEAN se refiera oficialmente a la crisis rohinyá en Birmania, una minoría musulmana de la que más de 600.000 de sus miembros han huido de la violencia en el oeste birmano y se han pasado a Bangladesh desde finales de agosto.
 
La líder de facto del Gobierno birmano, Aung San Suu Kyi, reiteró su compromiso con la repatriación de los refugiados rohinyás, aunque no usó este término porque su país no lo reconoce.
 
La ONU ha calificado de "limpieza étnica" la situación que afrontan los rohinyás en el estado Rakáin, en el oeste de Birmania.
 
La ASEAN se fundó en 1967 y constituye en la actualidad un bloque con una población combinada de más de 620 millones de personas.
 
El foro Asia Oriental, que celebró su cumbre anual en Manila hoy, incluye, además de a la ASEAN, a EEUU, China, Japón, Corea del Sur, India, Rusia, Australia y Nueva Zelanda. (EFE)