Internacionales | Octubre 27, 2017, 7 26am

Rajoy promete elecciones en Cataluña

El presidente español defendió la intervención de la región





El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy que "no hay alternativa" a la aplicación de medidas excepcionales de intervención en Cataluña, y se comprometió a convocar elecciones lo antes posible para que la norteña región vuelva a la normalidad tras el desafío secesionista de sus autoridades.
"Mi voluntad es celebrar elecciones cuanto antes sea posible", dijo Rajoy ante el pleno del Senado español que hoy tiene previsto aprobar, con la mayoría absoluta de su Partido Popular (PP) y el respaldo de socialistas y liberales, las medidas de intervención en Cataluña con las que se pretende abortar el proceso de secesión.
El líder conservador se comprometió a llamar a los catalanes a las urnas con celeridad, tras solicitar autorización para cesar al presidente catalán, Carles Puigdemont, su vicepresidente, Oriol Junqueras, al resto del gobierno regional, y prohibir a la presidenta de la cámara catalana proponer un candidato para el Ejecutivo.
Las medidas incluyen que el presidente del gobierno español asuma la facultad de disolver el Parlamento catalán y convocar elecciones en el plazo máximo de seis meses.
Según explicó Rajoy, no hay opción a la activación del artículo 155 de la Constitución dada la actitud del presidente catalán, quien "colmó el vaso" el 10 de octubre cuando dio validez al resultado del referéndum del 1 de octubre y dejó en suspenso la declaración de independencia.
"Lo único que se puede y se debe hacer es acudir a la ley precisamente para hacer cumplir la ley”, subrayó Rajoy, quien defendió las medidas para frenar el "yugo independentista" del gobierno catalán, que, según reiteró, está perjudicando la economía y fracturando a la sociedad.
"En Cataluña lo que se hizo fue ignorar las leyes, desconocerlas, derogarlas, incumplirlas. Se reconoce y se afirma que es así. Se ha aprobado una nueva legalidad sin competencia para hacerlo", afirmó al inicio de su intervención.
"Se ha celebrado un referéndum ilegal, sin ninguna garantía democrática, y luego se afirma que el pueblo de Cataluña ha elegido libremente su independencia", continuó el mandatario.
Rajoy subrayó que todo lo ocurrido en Cataluña "ha sido un proceso continuado de decisiones antidemocráticas, contrarias a la ley, a los valores españoles y europeos, aplastando a las minorías y sin respeto al Estado de derecho"
En este marco, el presidente del gobierno español advirtió que lo que hizo ayer Puigdemont, quien amagó con convocar elecciones y luego dio marcha atrás, "no debe tomarse en cuenta", sugiriendo que el líder secesionista planteó condiciones imposibles, con lo que todo fue una puesta en escena.
La posición de Rajoy parece inflexible, pero los socialistas informaron que el PP había incorporado algunas de sus enmiendas al texto final, entre ellas una que prevé paralizar el 155 en caso de que "cesen las causas que lo motivan", en referencia a que Puigdemont decida volver la legalidad.