Opinión | Octubre 11, 2017, 5 07am

Los pueblos indígenas y el manejo de recursos naturales

Respetar las culturas originarias y producir en armonía con el ambiente.

Autor: Natalia Sarapura


Jujuy ha puesto el acento en las potencialidades de su particular geografía y los altos niveles de radiación solar que la ubican entre las zonas más beneficiadas de la Tierra para la producción de energía limpia.
Al mismo tiempo transita el camino de la superación de décadas de negación o conflictividad, para articular prácticas con las comunidades originarias y su cosmovisión.
En el proyecto de energía solar más grande del Latinoamérica, la Provincia ha emprendido un proceso de base comunitaria donde las comunidades son las primeras beneficiadas en un marco de asociatividad, participación y empoderamiento. Cauchari Solar, en la Puna, crece respetando la naturaleza y los valores de los pueblos preexitentes.
Junto con la seguridad jurídica, el Estado provincial tiene el desafío de constituir un modelo de reconocimiento del Derecho al territorio comunitario en todo su alcance. Así avanza sin pausa en la ampliación de garantías dando cuenta de 350 comunidades con Personería Jurídica, un Programa de Títulos Comunitarios y el trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas en más de un millón trescientas mil hectáreas de tierras fiscales, cumpliendo con la Ley 26.160 (recientemente prorrogada).
Reconociendo a los hermanos aborígenes como quienes mejor han conservado las tierras que ancestralmente ocupan, el Gobierno trabaja en la creación de un nuevo ecoespacio en el Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas denominado Reserva Natural de Propiedad Comunitaria.
Porque por mucho tiempo han sido víctimas del desalojo -por declaraciones hechas sin considerar a las familias que lo habitaban- este en proyecto de Ley el Estado reconoce que los pueblos indígenas han conservado el territorio porque viven en unión con la naturaleza. Y consecuentemente, la Provincia asume el doble compromiso ambiental y ciudadano.
Con gran biodiversidad y una cultura rica y diversa caracterizada por el respeto a la Pacha Mama o Madre Tierra, en un futuro cercano serán las propias comunidades de Jujuy las que pondrán luz sobre el buen manejo de las riquezas naturales en armoniosa relación con sus dinámicas culturales.