Internacionales | Julio 27, 2017, 10 32am

Brasil: Detuvieron al ex presidente de Petrobras

Es por la causa por pedido de sobornos a Odebrecht





Aldemir Bendine, ex presidente de la Petrobras y del Banco do Brasil, fue detenido hoy en una nueva fase de la operación que investiga el gigantesco escándalo por los desvíos en la petrolera estatal brasileña, informaron fuentes oficiales.
Bendine, que presidió las dos mayores estatales de Brasil durante el gobierno de Dilma Rousseff (2011-2016), es acusado de haber recibido un soborno de 3 millones de reales (unos 937.500 dólares) a cambio de favorecer a la constructora Odebrecht en los negocios de Petrobras.
El ex funcionario fue detenido por agentes de la Policía Federal en Sorocaba, municipio en el interior del estado de San Pablo.
En la operación también fueron arrestados el publicista André Gustavo Vieira da Silva, que es representante de Bendine, y Antônio Carlos Vieira da Silva Júnior, igualmente vinculado al ex presidente de Petrobras. Ambos fueron acusados de haber recibido como intermediarios los sobornos destinados al entonces presidente de Petrobras.
Bendine fue detenido gracias a la confesión que Marcelo Odebrecht, ex presidente de Odebrecht, presentó ante la Fiscalía en un acuerdo para colaborar con la Justicia a cambio de la reducción de sus condenas, consignó la agencia de noticias EFE.
Odebrecht, que ya purga una condena por corrupción, relató en su confesión que, a petición de Bendine, entregó a intermediarios los 3 millones de reales a cambio de que Petrobras favoreciera a su constructora en los negocios.
Según un comunicado de la Fiscalía, "hay pruebas de que, en vísperas de asumir la presidencia de Petrobras, el 6 de febrero de 2015, Aldemir Bendine y uno de sus operadores financieros le exigieron un soborno a Marcelo Odebrecht”.
La petición fue hecha para que el grupo empresarial Odebrecht no fuese perjudicado en Petrobras, incluso en relación a las investigaciones de corruptelas en la estatal".
La investigación por los desvíos en Petrobras fue iniciada hace tres años y ya ha mandado a la cárcel a los ejecutivos de varias de las principales constructoras brasileñas, a decenas de ex dirigentes de la petrolera y a importantes políticos que favorecían las corruptelas.
Según la fiscalía, las constructoras interesadas en adjudicarse contratos con Petrobras pagaban millonarios sobornos que eran repartidos entre los dirigentes de la estatal y los políticos que intermediaban en los negocios.
Las denuncias por las corruptelas en Petrobras y en Odebrecht llevaron a la Corte Suprema de Brasil a autorizar la apertura de investigaciones contra decenas de políticos con fuero privilegiado, entre ellos media decena de ministros, los entonces presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados y varios de los principales dirigentes partidarios del país.
Bendine, que se destacó como presidente entre 2009 y 2015 del Banco do Brasil, la mayor entidad financiera del país, fue nombrado presidente de Petrobras en 2015 supuestamente para combatir las corruptelas que ya habían sido destapadas en la época.
Pero Odebrecht reveló que Bendine solicitaba sobornos como presidente del Banco do Brasil y que en 2014 llegó a pedir 17 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) para autorizar la renegociación de una deuda de la constructora con el banco público, petición que no fue atendida.