menu
Internacionales Julio 11, 2019, 12 11am

Las tensiones entre EE.UU. y Irán abren un nuevo frente con el Reino Unido






La confrontación entre Irán y Estados Unidos ha salpicado en la última semana al Reino Unido, con el que a Teherán se le ha abierto un nuevo frente de tensión tras la detención de un petrolero iraní en el estrecho de Gibraltar.
El incidente de hoy entre un petrolero británico y embarcaciones iraníes en el estrecho de Ormuz, desmentido por Teherán, añade inestabilidad en esta estratégica zona, por la que cruza una buena parte del crudo mundial.
Esta es una relación de los cinco sucesos clave de esta crisis en las relaciones entre Teherán y Londres, que son de por sí delicadas:
1. Ataques previos en el Golfo Pérsico
Cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, fueron saboteados en un puerto emiratí el pasado mayo y dos buques cisterna, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron impactos y explosiones en junio al salir del estrecho de Ormuz.
EE.UU. responsabilizó de estos dos ataques a Irán, que rechazó estas acusaciones y aseguró que si quisiera bloquear el estrecho de Ormuz e impedir el tránsito de petróleo lo haría abiertamente.
A los incidentes en el mar se sumó, el 20 de junio, el derribo en el golfo Pérsico por la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución de Irán de un dron estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo para realizar tareas de espionaje.
2. Detención de un petrolero iraní en Gibraltar
El superpetrolero iraní Grace 1 fue interceptado el pasado 4 de julio por la Marina Real británica en el estrecho de Gibraltar a partir de una petición de EE.UU..
Las autoridades de Gibraltar sostienen que el buque llevaba petróleo a una refinería de Siria, lo que viola las sanciones impuestas por la Unión Europea al país árabe, pero Irán niega que ese fuera el destino del petrolero.
Esta retención ha implicado también en cierto modo a España, que se ha quejado formalmente ante el Reino Unido al considerar propias las aguas en las que se efectuó la detención del barco.
3. Amenazas de Irán al Reino Unido
El Gobierno iraní ha convocado al embajador británico en Teherán para expresar su protesta por una retención que considera "ilegal", mientras que altos cargos militares han lanzado amenazas contra el Reino Unido.
El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, Mohamad Baqerí, aseguró este martes que la incautación del Grace 1 tendrá "una respuesta" de Irán "en el momento y lugar adecuados" y señaló que el motivo de este movimiento es el citado derribo del dron estadounidense.
Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohaní, denunció ayer que el Reino Unido ha creado "inseguridad en los mares" con esa acción y advirtió de que tendrá "consecuencias".
4. Maniobras de EE.UU. para lograr mayor presión contra Irán
El pasado 6 de julio, la Casa Blanca informó de que el presidente estadounidense, Donald Trump, y la primera ministra británica, Theresa May, habían conversado sobre diferentes maneras de presionar a Irán para evitar que se haga con una bomba nuclear.
No obstante, Londres se mantiene cauto en este asunto y sigue respaldando junto a Francia, Alemania, Rusia y China el acuerdo nuclear de 2015 con Irán tras la retirada unilateral de EE.UU. del mismo y su imposición de sanciones contra el país persa.
A la presión económica de EE.UU. contra Irán se suma la militar. El miércoles se confirmó que los Departamentos de Estado y de Defensa estadounidenses trabajan para crear una coalición internacional que vele por la seguridad de los buques en los estrechos de Ormuz y de Bab el Mandeb.
5. Incidente con petrolero británico en Ormuz
El Ministerio de Defensa británico anunció hoy que embarcaciones iraníes intentaron impedir el paso del buque comercial British Heritage por Ormuz, después de que la información fuera adelantada por medios estadounidenses.
Según Londres, esto obligó a la fragata británica HMS Montrose a intervenir, pero la Fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución negó cualquier "encuentro inesperado" con embarcaciones británicas.
La Guardia Revolucionaria advirtió, sin embargo, de que en el caso de recibir una orden de incautación de buques extranjeros está preparada para "hacerlo de manera firme y rápida". (EFE)