menu
Junio 16, 2019, 12 18am

Thomas Lindenberger: “El totalitarismo controla las ideas que circulan en la sociedad”


Autor: Tali Akuka





En tiempos en los que circulan algunas ideas autoritarias es necesario repensar la historia del pasado para garantizar la libertad de expresión en el presente. En este reportaje, el Doctor Thomas Lindenberger explica los principales estudios sobre el totalitarismo del Instituto Hannah Arendt. El centro de estudio nació después de la caída del comunismo con el objetivo de estudiar el origen de los procesos totalitarios y autoritarios. Lindenberger, quien es historiador y co-editor del diario Totalitarismo y Democracia, es responsable de la dirección académica. El investigador que estudió Historia, Filosofía y Economía en la Universidad Libre de Berlín, trabaja desde hace más de dos décadas en la temática. Lindenberger se interesó en investigar el totalitarismo porque considera que “es fundamental su conocimiento para construir las bases de una sociedad democrática”. El Instituto Hannah Arendt  trabaja en la Universidad Técnica de Dresden y se fundó bajo el nombre de Arendt, por su gran aporte teórico al conocimiento del fenómeno que dio origen a gobiernos autoritarios. El centro académico reúne investigadores que estudian el nazismo y el comunismo, así como sus consecuencias. Los investigadores están agrupados por temas: algunos estudian los orígenes ideológicos del proceso mientras que otros investigan sobre el surgimiento de los nuevos partidos de derecha con ideas autoritarias en la actualidad. También estudian a los grupos extremistas con un fuerte discurso antiinmigración en Europa. Además, reúnen datos históricos sobre el genocidio nazi así como el terror durante el periodo de la ex Unión Soviética.
 
¿Cuáles son las funciones que realizan en el Instituto?
El Instituto Hanna Arendt estudia sobre el totalitarismo. Su comienzo se remonta a 1993, cuando se inician investigaciones históricas sobre las dictaduras durante el nazismo y el comunismo. También investigamos sobre otros temas como movimientos extremistas en particular partidos de extrema derecha.
La función del centro de estudios es también promover la educación política. Los temas de investigación son extensos, porque las teorías sobre el totalitarismo fueron creciendo, ya que los politológos que trabajan con nosotros desarrollaron teorías sobre el autoritarismo en un enfoque comparativo entre regímenes del mundo. Este mapa permite tener una visión comparada acerca de las dictaduras. El objetivo es estudiar sobre dictaduras en la actualidad.
¿Qué es el totalitarismo?
El totalitarismo es una ideología cuyo objetivo es reorganizar la sociedad desde la pirámide hasta las bases, para crear una estructura social homogénea. Tiene un elemento fundamental que es el poder físico para mostrar su legitimidad para obtener el poder social. Este principio de reorganizar la sociedad prima en conflicto con una sociedad democrática.
Cuando más se mantenía el partido comunista en el poder se producía una contradicción entre las bases y los objetivos del totalitarismo. Arendt distinguía entre los estados totalitarios y el terror de Stalin. Cuando se termina el periodo stalinista baja el nivel de violencia y el terror estatal, hubo una manera un poco más pluralista de ejercer el poder con una negociación social. Por ejemplo, durante los sesenta, con el análisis de Arendt se podría decir que no fue un periodo totalitario, pero otros autores consideran que se define como totalitarismo. El totalitarismo es un concepto que también se refiere a un slogan político, muchas veces es usado por los gobiernos para denunciar o legitimar un tipo de régimen.
¿Cómo interpreta a la revolución rusa? Algunos autores señalan diferencias entre la revolución y su etapa tardía, ¿En el instituto lo consideran como parte del totalitarismo?
Los expertos de nuestro instituto en la Unión Soviética se refieren al comunismo como totalitarismo desde antes de la Revolución Bolchevique. Las ideas de reorganización social estuvieron presentes desde las bases, en particular el terror físico. Desde la época de Lenin fue un régimen totalitario, sin embargo hubo diferencias entre los gobiernos soviéticos respecto a la política social y económica. Podemos decir que desde el principio el comunismo tuvo un proyecto totalitario que implicaba un poder absoluto y control vertical. En el periodo stalinista se pronunció la colectivización, el terror en contra de los opositores y una limpieza dentro del partido. Cuando murió Stalin el régimen cambió hacia otras formas, pero las ideas totalitarias nunca perdieron relevancia. El totalitarismo tuvo un periodo largo de extensión en el tiempo.
¿Cuál es la diferencia entre autoritarismo y totalitarismo?
El autoritarismo es una corriente en contra de los derechos igualitarios y oportunidades así como la división del poder y las normas constitucionales. El concepto de autoritarismo deja más lugar para la diferenciación social que el totalitarismo. En la actualidad existen sistemas políticos que se encuentran entre el autoritarismo y el clásico modelo liberal (constitución, leyes igualitarias, división de poderes). El modelo opuesto al liberal hasta el fin de la guerra fría fue el estado totalitario. El autoritarismo no presenta rasgos pronunciados de defensa de una ideología, mientras que el totalitarismo controla las ideas que circulan en la sociedad, esta es una diferencia fundamental. Los países autoritarios pueden combinar su régimen por ejemplo con el catolicismo u otras ideologías o religiones. Algunos investigadores y gran parte de la literatura académica dividen los conceptos entre autoritarismo y totalitarismo. Por último, los regímenes autoritarios son menos propensos en occidente, en estos países las formas de gobernar tienen un estilo más democrático en general.
¿Cuáles son los casos de totalitarismo en la actualidad?
En el presente podemos hablar de dos casos Corea del Norte, un país que conocemos muy poco pero se pueden aplicar los conceptos de un Estado totalitario. Otro totalitarismo es el Estado islámico, que se relaciona con la revolución islámica.
Por otra parte, existe un nuevo debate sobre China, un régimen donde la ideología tiene un rol importante y gobierna un solo partido que tiene el control sobre la sociedad. Por ejemplo, el control de las redes sociales y un sistema de puntuación para los ciudadanos. Las nuevas tecnologías van en contra de la aspiración del régimen totalitario. Algunos estudios nombran a China como totalitarismo mientras que otros no, es una línea muy difusa también porque el sector económico está abierto completamente. Hay contradicciones entre el régimen político y económico chino.
Cambiando de tema, se discute bastante acerca de Rusia y los problemas de los periodistas para expresar su libre opinión, ¿Qué tipo de régimen se encuentra en Rusia?
Rusia es un típico caso entre autoritarismo y democracia porque tiene elementos de ambos, como alguna pluralidad de los medios de comunicación pero limitada, mercados abiertos pero con instituciones autoritarias que mantienen el poder de una élite alrededor del presidente que mantiene el régimen económico. Sin embargo, no existe una competencia pluralista como en una democracia.
¿Es posible tener un sistema democrático de forma con una sociedad de rasgos autoritarios? ¿Qué sucede con el caso de Estados Unidos?
La estructura de Estados Unidos es democrática, la política tiene diferentes niveles porque es un estado federal. Los estados son muy diferentes unos de otros, algunos estados parecen ser paraísos democráticos y otros más autoritarios, es una fotografía que es muy compleja y no podemos analizar a Trump y a sus seguidores como si fueran todo el país. El conflicto se encuentra dentro de una estructura democrática y la desigualdad es producida por el mercado.
Puede haber darse una combinación. Por ejemplo, durante los últimos tres años de la República de Weimar hubo una combinación entre el autoritarismo y la democracia que finalmente se llevó progresivamente al nazismo.